TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

TALLA ESMERALDA

El origen del corte esmeralda se remonta a una época en la que los diamantes aún no eran su principal sujeto. Históricamente, las esmeraldas, conocidas en la Edad Media por su antiguo nombre, fueron las primeras en recibir este estilo de talla distintivo.

Hay registros que sugieren que desde los siglos XV y XVI, el corte esmeralda comenzó a aplicarse a los diamantes, aunque verificar la exactitud de esta afirmación es un desafío.

Lo que sí está claro es que la reconocida marca Cartier fue la que popularizó la forma rectangular de este corte.
Una tanzanita con el corte de esmeralda perfecta para engarzar en joyería.
El corte esmeralda cobró especial relevancia en la década de 1920, impulsado por el auge del estilo Art Deco. Este movimiento se caracterizaba por sus líneas limpias, poderosas y una estética "industrial" rigurosa.

Cartier, con su habilidad artesanal, incorporó este diseño en sus joyas, creando piezas con diamantes "angulares" de corte esmeralda que capturaron la esencia de la moda de la época.

Más allá de su carácter "de moda", el corte esmeralda ganó popularidad entre los joyeros por una razón funcional: era ideal para trabajar con diamantes que carecían de la profundidad necesaria para formar un pabellón completo, demostrando su utilidad y versatilidad en el mundo de la joyería.



  • Qué es la talla esmeralda en piedras preciosas

La talla esmeralda es un tipo de corte utilizado en las piedras preciosas y semipreciosas. La talla esmeralda es un tipo de talla de piedras preciosas que se caracteriza por su forma rectangular alargada con esquinas cortadas. Es conocida por sus distintivos "cortes escalonados", facetas paralelas dispuestas en forma de escalera.

La talla esmeralda hace hincapié en la claridad, mostrando el color real y la pureza de la piedra con menos énfasis en el brillo. Esta talla reduce el brillo de la piedra pero resalta su claridad inherente, haciendo más perceptible cualquier defecto.

Diseñada originalmente para las esmeraldas, esta talla elegante y clásica también es popular para los diamantes y otras piedras preciosas, por su aspecto sofisticado y discreto.

  • Historía en la joyería

La talla esmeralda, conocida y apreciada desde el siglo XIII, se utilizaba inicialmente para piedras de colores. No fue hasta mediados del siglo XV que los diamantes comenzaron a ser tallados con este estilo, ofreciendo una alternativa al corte en baguette.

Este corte clásico cobró protagonismo en el mundo de la joyería a inicios del siglo XX, impulsado en gran parte por Cartier y sus diseños Art Déco.

Este tipo de corte es ideal para piedras grandes y de alta calidad en color y claridad, ya que sus grandes bordes abiertos no permiten ocultar inclusiones.

Piedra amatista con talla esmeralda

  • Características del tipo de corte esmeralda

El corte esmeralda, perteneciente al tipo de corte escalonado, se caracteriza por su forma rectangular con esquinas biseladas. Una piedra clásica de talla esmeralda tiene 65 facetas: una plataforma, tres niveles de bordes trapezoidales en la corona (8 bordes por nivel) y cuatro niveles de bordes trapezoidales en el pabellón (también 8 bordes por nivel).

En algunas versiones más antiguas de este corte se incluye un culet.

La talla esmeralda posee propiedades ópticas únicas. Aunque no refleja tanta luz como los cortes redondo o princesa, supera a estos en la intensidad y brillo del flujo luminoso que devuelve.

Originalmente diseñada para esmeraldas y otros berilos propensos a romperse, la talla esmeralda ahora se utiliza en una amplia gama de piedras preciosas de colores, joyas y diamantes.

Anillo con piedra corte esmeralda

  • La talla esmeralda en la joyería

Un ejemplo notable es el diamante Pink Legacy, un diamante rosa brillante de talla esmeralda de 18,46 quilates, vendido en 2018 por 50,3 millones de dólares a Harry Winston, del Grupo Swatch. Este diamante, renombrado como The Winston Pink Legacy, se convirtió en el segundo diamante rosa más caro vendido en una subasta.

El diamante Cullinan VIII, de 6,8 quilates, regalado a la reina María por el gobierno sudafricano en 1910, es otro famoso ejemplo de diamante con talla esmeralda. Se usó como broche en el Delhi Durbar.

Entre las joyas con talla esmeralda, se destacan anillos, aretes y collares. Un caso emblemático es el anillo de aguamarina de Meghan Markle, un regalo del príncipe Harry en vísperas de su boda, que perteneció a la princesa Diana.

El anillo más valioso de Elizabeth Taylor, otra apasionada de las joyas, también presenta esta talla. Este diamante de 33,19 quilates fue un regalo de su esposo. Taylor también poseía el lujoso parure BVLGARI Cleopatra, que incluye un collar con esmeraldas colombianas de talla esmeralda.

Otras tallas en gemología:

Regreso al contenido