TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

PIEDRAS ROJAS PRECIOSAS Y SEMIPRECIOSAS

El coraje, la pasión, la emoción y la vitalidad se encuentran encapsulados en minerales de distintas tonalidades de rojo. El rojo, ya sea vibrante, soleado, optimista o enérgico, no deja indiferente a nadie. Los cristales, impregnados con estos tonos por la propia naturaleza, llevan consigo la energía de la creación y la destrucción, así como la buena suerte, la confianza y el amor.

La mayoría de las gemas rojas obtienen su color gracias a la presencia de átomos de los siguientes elementos en su composición química: hierro, cromo, manganeso o cobalto.

Adicionalmente, los tonos escarlata y rosa pueden surgir debido a la exposición a la radiación gamma o al calentamiento de los cristales a altas temperaturas. En algunos minerales, el color rojo se manifiesta debido a la naturaleza de su red cristalina, que refleja solo una parte específica del espectro de luz visible correspondiente al color rojo.
PIEDRAS ROJAS
SIGNIFICADO & PROPIEDADES
Granate
Símbolo de fertilidad y abundancia, amor y matrimonio
Rubí
Simboliza el amor, la pasión y los sentimientos
Aventurina
Buena suerte, éxito en el campo laboral y mejorará la salud
Jaspe
Aporta paz y tranquilidad al portador
Coral
Piedra de felicidad y buena suerte
Sardónice
Representa la fidelidad y el éxito profesional
Rodocrosita
Simboliza el amor en todas sus manifestaciones
Rodonita
Ofrece apoyo y asistencia para curar heridas emocionales
Espinela
Atrae felicidad y amor a su dueño y lo protege de problemas
Topacio
Pensamiento positivo, contra la tristeza y la depresión
Hematita
Coraje, sabiduría e invulnerabilidad en la batalla
Heliolita
Representa el sol, un buen futuro y la protección
Apatita
Mejora de la salud, creatividad e inspiración
Morganita
Atrae el éxito en lo profesional, familiar y emocional
Diamante Rojo
Simboliza el amor profundo, la lealtad y el matrimonio
Berilo Rojo
Símbolo de amor, tranquilidad de sentimientos y riqueza financiera
Andalucita
Conexión terrenal, independencia y autorrealización
Rubelita
Simboliza la sabiduría, el perdón y la curación
Alejandrita
Atrae el éxito laboral y ayuda a tener un futuro más exitoso
Jade Rojo
Símbolo de sabiduría, bondad, misericordia y generosidad
Cornalina
Mejora la calidad de vida y promueve sentimientos positivos
Vídeo sobre piedras preciosas y semipreciosas naturales de color rojo.
Una de las piedras rojas con mayor demanda.

Preciosas, semipreciosas u ornamentales

Al igual que los minerales de otros tonos, las gemas rojas se dividen en categorías según la calidad, el valor de la joyería, la transparencia, la pureza y la rareza:

  1. Ornamentales: por ejemplo, jaspe y corales.
  2. Semiprecioso: sardónice, andalucita, granate.
  3. Preciosos: espinela, turmalina y, por supuesto, rubíes.

Las piedras del mismo nombre se pueden incluir en diferentes grupos; por ejemplo, el jaspe, según su calidad, pertenece al grupo de los minerales ornamentales o semipreciosos.

Tipos de piedras rojas: Nombres, Fotos, Significados & Propiedades

El rojo es un color frecuente en el reino de las gemas naturales. La naturaleza da origen a piedras con una amplia variedad de tonalidades de rojo, desde el suave y romántico rosa pálido hasta el profundo burdeos con matices cercanos al púrpura, casi alcanzando el negro.

  • Granate

El granate, un cristal con una estructura molecular compleja, presenta piedras de diversas transparencias. Su color puede variar ampliamente dependiendo del contenido de ciertos elementos químicos, aunque el azul está excluido. El color "clásico" del granate es el rojo, y existen varias variedades en diferentes tonalidades:

  1. Almandino, de color rojo o marrón.
  2. Piropo, de color rojo a morado.
  3. Espesartina, de color naranja a rojo o marrón.
  4. Andradita, de color verde, amarillo o negro.
  5. Grosularia, de color verde, amarillo, rojo, rosa o límpido.
  6. Uvarovita, de color verde.
Granate es una piedra preciosa roja que transmite pureza.

  • Rubí

Uno de los minerales más preciados de la Tierra, el rubí, es un símbolo precioso de poder y pasión, alguna vez considerado como la petrificación de la sangre de un dragón. Pertenece a la subespecie de corindón (óxido de aluminio) y presenta diversas tonalidades de rojo. Es superado únicamente por los diamantes en términos de dureza.

Los rubíes más valiosos son los birmanos de color rojo ideal, conocidos como "sangre de paloma". Estas gemas pueden alcanzar un precio de hasta 5,500 dólares estadounidenses por quilate o más.
El rubí es la piedra roja por excelencia en joyería.

  • Aventurina Roja

La aventurina es una variedad opaca de óxido de silicio, esencialmente cuarzo, con un brillo grasoso y una estructura heterogénea que presenta inclusiones características de cromóforos de "chispa". También es conocida como "chispa de oro". El tono más común de aventurina es el dorado cereza, y las piedras rosadas se consideran una variedad rara.

  • Jaspe

El jaspe es una piedra dura, opaca y se clasifica como ornamental o semipreciosa según sus propiedades y características. Su base está compuesta por cuarzo con inclusiones de calcedonia, así como mezclas de mica, hierro, manganeso y clorita, que le confieren color y crean patrones caóticos y únicos.

Bonita piedra roja semipreciosa

El jaspe rojo se presenta en una variedad de tonos, desde rosa hasta marrón ladrillo, y suele encontrarse en rocas veteadas donde hay presencia de hematina. Además, el "jaspe sangriento" o heliotropo es característico por su color negro-rojo.

  • Coral

La base de los corales es el carbonato de calcio, coloreado en un agradable tono rojo gracias al óxido de hierro, el carbonato de magnesio y las impurezas de origen orgánico. Los corales son de origen biológico más que geológico, ya que son restos fosilizados de organismos invertebrados marinos.

El rojo es el color coral más común, y dependiendo del tono, se distinguen subespecies como el tono "salmón", carmesí, rojo brillante, rosa intenso y rosa pálido. Los corales naturales no resisten la exposición al aire, el viento y la luz solar, por lo que se refuerzan con resinas.
Un bonito coral puede ser la elección perfecta.

  • Sardónice

Desde un punto de vista químico, la piedra es dióxido de silicio o arena de cuarzo. Un rasgo característico del color del sardónice es la alternancia de rayas contrastantes (rayas rojas/marrones alternadas con rosas/ámbar). Es una piedra quebradiza de dureza media y brillo ceroso. Hay ejemplares translúcidos y opacos.

Las piedras con un fondo oscuro y rayas marcadas en contraste se consideran "masculinas", mientras que las más claras con un contraste menos pronunciado se consideran "femeninas". Se cree que la reina egipcia Cleopatra amaba y usaba constantemente joyas con sardónices.

  • Rodocrosita

La base del mineral es el carbonato de magnesio, que forma cristales translúcidos de baja dureza con un brillo vítreo. La mayoría de las rodocrositas están pintadas en un romántico tono rosa, pero también hay ejemplares de intensos colores rojo, cereza y carmesí. La intensidad del color depende del contenido de impurezas de hierro en la composición.

El mineral era muy valorado por los indios americanos, los incas, y por eso recibió su segundo nombre: "rosa inca".

Piedra de color rojo semipreciosa

  • Rodonita

La rodonita es una piedra de origen sedimentario y, desde el punto de vista químico, es un silicato de manganeso. Los minerales se encuentran en diferentes tonos de rojo, carmesí, cereza y rosa; los más valiosos son los cristales carmín-escarlata. La rodonita de cobalto, una piedra de color violeta-lila, se extrae en los Montes Urales. La rodonita más cara es el rubí homogéneo.

El nombre común de la piedra se traduce como "rosa" o "rosa". El mineral también es conocido como “águila”, “piedra del amanecer” y “piedra rosa”.

  • Espinela

La espinela, un óxido transparente de aluminio y magnesio con un brillo vítreo, presenta variaciones en su composición que influyen en su color.

En algunos cristales, el magnesio puede ser reemplazado por zinc o hierro, y el aluminio puede ser sustituido por hierro o cromo en la red cristalina. Este último factor químico es clave para determinar el color de la espinela. A lo largo de la historia, los ejemplares de espinela roja han sido confundidos con los preciados rubíes.
La espinela es una piedra preciosa roja con un alto valor en joyería.

  • Topacio

El topacio es un aluminosilicato sólido semiprecioso que destaca por su alta dureza, transparencia absoluta sin "neblina" y un brillo similar al del diamante. Los topacios rojos y rosados son extremadamente raros y, por ende, tienen un alto valor.

De manera curiosa, el topacio rojo es imposible de falsificar; en la actualidad, no existe tecnología que pueda conferirle artificialmente a este cristal su característico tono rojo.

Piedra preciosa roja

  • Hematita

La hematita es un mineral que pertenece al grupo de los óxidos de hierro. Su nombre traducido significa "sangriento". Este mineral presenta un brillo metálico con un efecto similar a la "película de gasolina".

Aunque es translúcido, su color oscuro y espeso le confiere una apariencia casi opaca. Su tono principal va desde el gris acero oscuro hasta casi el negro, y en masas dispersas, se puede observar un tinte escarlata, similar al de la sangre.

Además, la hematita tiene la propiedad de ser atraída por potentes imanes. Se encuentran grandes depósitos de hematita en casi todos los continentes.

  • Heliolita

La heliolita es un silicato de fórmula química compleja, que contiene silicio, potasio y aluminio. En la naturaleza, se encuentra en una variedad de colores, como amarillo, rojo, naranja, y ocasionalmente, verde o gris. Un rasgo distintivo común a todas las heliolitas es su iridiscencia "dorada".

Las heliolitas rojas y rosadas se encuentran en la República del Congo y en el estado estadounidense de Oregón, mientras que en la India se extraen cristales de color ladrillo.

  • Apatita Roja

La apatita es un mineral de fosfato semiprecioso, quebradizo y de dureza media, con un brillo vítreo o grasoso. Su nombre, traducido, significa "engañoso". Se encuentran apatitas de diferentes niveles de transparencia, y el color rojo en ellas se debe a las impurezas de manganeso y hierro en su composición.

La ciudad rusa de Apatity fue construida en el sitio de grandes depósitos de este mineral y lleva su nombre.

  • Morganita

La morganita es una piedra semipreciosa rara de color rosa suave, con una leve radiactividad que es segura para la salud.

Pertenece a la subespecie de berilo, y su distintivo color se debe a impurezas de cesio, litio y manganeso. La intensidad y el brillo del color dependen de la proporción de concentraciones de estos elementos químicos. También se conoce con el nombre de "gorrión".

Es importante destacar que bajo la influencia de la radiación ultravioleta, la morganita pierde su color y no es posible restaurarlo mediante irradiación con rayos X debido a las impurezas de cesio en su composición.

  • Diamante Rojo

Los diamantes rojos son los más raros y misteriosos de la naturaleza, con una ocurrencia de uno entre diez millones. Poseen el nivel más alto de dureza y transparencia absoluta. Su color abarca desde un delicado rosa hasta un rojo sangre intenso.

Lo fascinante es que los científicos aún desconocen el mecanismo exacto que origina el color rojo en estos diamantes, ya que no contienen impurezas responsables de este tono único. Se presume que anomalías en la estructura de la red cristalina podrían ser la causa.

Estos excepcionales diamantes solo se encuentran en depósitos de Sudáfrica, Australia y Brasil. La mina Argyle en Australia es conocida por albergar la mayoría de estas piedras preciosas raras. Es importante destacar que la mayoría de los diamantes rojos son de tamaño pequeño, siendo conocidos solo tres ejemplares con más de 5 quilates.

  • Berilo rojo, bixbyíta o bixbita

La bixbita, también conocida como "bixbyíta", es la variedad más rara de piedra preciosa. Estas gemas se extraían de un solo depósito en una mina en los Estados Unidos de América.

Actualmente, la extracción de piedras ha cesado debido a la inundación de la mina. Se estima que solo existen alrededor de 3,5 mil piezas de bixbita cortadas en todo el mundo, y estas se conservan en colecciones privadas y museos.

Piedra preciosa de color rojo

  • Andalucita

Este mineral también se llama “piedra de Lucifer”, “cruz”, “cruz de hadas”, “alejandrita del pobre”. Es un aluminosilicato con brillo vítreo o graso. Hay tanto andalucitas completamente transparentes como piedras con un nivel de transparencia “cero”.

En la naturaleza, se extraen cristales de color burdeos, verde, té, amarillo, blanco y, raramente, violeta.

Las propiedades especiales de la piedra incluyen un fuerte pleocroísmo y un alto punto de fusión (14000°C). Además, la andalucita no reacciona con los ácidos.

  • Rubelita o turmalina roja

La turmalina es un cristal caracterizado por su gran dureza y distintos niveles de transparencia. Su compleja composición química incluye sodio, litio, aluminio, boro, oxígeno y silicio. Es interesante notar que las turmalinas rojas pueden brillar en la oscuridad, una propiedad que no comparten las piedras rosadas.

Un aspecto fascinante de la turmalina es su capacidad para electrificarse. Cuando se frota, se calienta o se somete a mayor presión, se electrifica, acumulando cargas de signo polar en sus extremos opuestos.

La turmalina roja es famosa en joyería

El nombre "rubellita", traducido de uno de los idiomas de la isla de Ceilán, significa "piedra preciosa". En el ámbito esotérico, se considera una gema con energía masculina específica.

  • Alejandrita

La "piedra del emperador" o "piedra viuda" es un cristal compuesto de berilio y aluminio con oxígeno. Gracias a las impurezas de cromo, esta gema puede cambiar de color, mostrando tonos que van desde un rojo intenso hasta un verde vibrante, dependiendo de la iluminación, ya sea artificial durante la noche o natural durante el día.

Este cristal, que es transparente (a veces translúcido), pertenece a la categoría de piedras preciosas de primer orden y supera en dureza a las esmeraldas. Además, en Sri Lanka se extrae una rara variedad que presenta un efecto conocido como "ojo de gato".

Piedras rojas

  • Jade Rojo

El jade, también conocido como "piedra del riñón", "piedra del emperador", "jade chino" o "piedra maorí", es un hidrosilicato de calcio que contiene impurezas de cromo, hierro, magnesio y/o vanadio.

Esta piedra semipreciosa presenta colores "clásicos" que incluyen tonos de blanco, gris y verde. Es opaca y fácil de trabajar, al mismo tiempo que es duradera, con un brillo que varía de graso a vítreo. Cabe destacar que el jade rojo y rosa violeta se considera una de las variedades más raras, junto con las piedras azules.

  • Cornalina

La cornalina, también conocida como "piedra de julio" o "sarder", es una de las piedras con referencias bíblicas. Este mineral, compuesto principalmente de óxido de silicio, presenta colores que varían entre rosa y rojo parduzco, lo que lo asemeja al cuarzo. Se caracteriza por ser un mineral duro de baja densidad, translúcido en secciones delgadas y poseer un brillo ceroso.

Las cornalinas de color rojo intenso son especialmente comunes en depósitos ubicados en la India.
Cornalina, otra buena opción para los amantes del rojo.

Joyas con gemas rojas ¿qué debes saber?

Las piedras preciosas de tonos rojos se destacan especialmente cuando se engastan en clásicos tonos de oro amarillo o elegante oro rosa. Los minerales semipreciosos con este vibrante color también poseen una elegancia singular sin la necesidad de un marco de metal precioso.

La plata, por otro lado, se considera una opción adecuada solo para gemas rojas de adorno. En casos en los que sea necesario combinar un cristal rojo precioso o semiprecioso con un metal de tono frío, la elección preferida sería el platino.

Estas piedras naturales rojas, dependiendo de su valor y rareza, adornan tanto las lujosas joyas de la realeza como el atuendo cotidiano de la gente común.

Además, muchas de estas piedras rojas presentan una apariencia encantadora cuando se combinan con otras gemas preciosas, generalmente de tonos blancos, transparentes o cálidos.

Significado del color rojo

El color rojo, simbolizando la sangre, ha sido considerado desde la antigüedad como un símbolo de amor apasionado, poder, agresión, sensualidad, energía y fuerza. En algunas culturas, el rojo también se asocia con el peligro y la prohibición.

Aunque su esencia se percibe como enérgica y un tanto fuerte, el rojo se considera tradicionalmente un color masculino, aunque también es adecuado para las mujeres, especialmente aquellas que son amantes de la libertad, activas, enérgicas y sensuales.

Cuando se incorporan acentos rojos en la ropa y la imagen personal, transmiten el deseo de la persona de ser el centro de atención, la confianza en sí misma, la impulsividad y la voluntad de defender su punto de vista. También reflejan la determinación para alcanzar objetivos y establecer límites personales.

Compatibilidad de las piedras rojas con el horóscopo o signo del zodiaco

Para la mayoría de los minerales rojos, su energía se asocia con el elemento Fuego, concentrando las energías del Sol y Marte. Como resultado, los individuos pertenecientes a los elementos Fuego y Aire pueden interactuar de manera más efectiva con estos cristales, que reflejan el color de la llama y la sangre.

Sin embargo, entre los minerales rojos, también hay aliados mágicos confiables para aquellos nacidos bajo los signos de los elementos Agua y Tierra, siempre y cuando se elija la gema adecuada. Por ejemplo:

  1. Rubí: es apropiado para todos los signos zodiacales, excepto Virgo y Tauro.
  2. Granate: actúa como un talismán y asistente mágico para Escorpio y Capricornio, pero no se recomienda para Tauro.
  3. Cornalina: funciona como un talismán maravilloso para Géminis y Virgo, pero no es apta para Escorpio.
  4. Jasper: sirve como un amuleto ideal para Virgo y Piscis, pero no se recomienda para Aries y Géminis.
  5. Aventurina roja: es recomendada para Tauro y Virgo, pero contraindicada para signos de Fuego.
  6. Coral: es adecuado para Piscis, Capricornio, Sagitario y Escorpio.
  7. Rodonita: es un talismán universal, aunque no se recomienda específicamente para Aries y Sagitario.
  8. Rodocrosita: es adecuada para todos los signos zodiacales, especialmente interactúa armoniosamente con Géminis, Libra y Escorpio.
  9. Sardonyx: es un talismán universal, con una influencia positiva especialmente fuerte para aquellos nacidos bajo el signo de Leo.
  10. Espinela: roja protege a Virgo y Piscis.
  11. Diamante rojo: es un amuleto universal que interactúa de manera armoniosa con los signos del elemento Fuego.
  12. Rubelita: es un amuleto maravilloso para los hombres nacidos bajo los auspicios de los signos del elemento Fuego, también es adecuada para Escorpio.
  13. Topacio rojo: sirve como talismán para Aries y Leo.
  14. Ópalo de fuego: es ideal para Escorpio y Sagitario, aprobado para Aries, Leo y Capricornio, pero se recomienda que los representantes de otros signos admiren su belleza desde el exterior.
  15. Piedra solar: es apta para los representantes de los elementos "Fuego" y "Tierra" como amuleto, pero está contraindicada para los signos del elemento Agua.
  16. Apatita roja: es adecuada para todos, excepto para Piscis.
  17. Morganita: es ideal para los signos de Agua y para las personas nacidas bajo el signo de Libra.
  18. Bixbit: es adecuada para todos los signos del zodíaco, excepto Aries, Leo, Virgo y Capricornio.
  19. Circón rojo: es un talismán maravilloso para Aries y Acuario.
  20. Andalucita: es un amuleto universal, interactuando más armoniosamente con Géminis, Libra y Piscis.
  21. Hematita: es compatible con Escorpio.


Vinculación de los minerales rojos con las propiedades curativas

Las piedras de diversos tonos de rojo tienen la capacidad de mejorar el estado de ánimo, cargar al propietario con energía positiva, vigorizar, estimular y aumentar la resistencia general del cuerpo a las influencias ambientales negativas, desde el estrés hasta las bacterias patógenas.

Estos minerales rojos son eficaces para trabajar en el chakra raíz Muladhara. En litoterapia, la mayoría de las piedras rojas se utilizan para:

  1. Fortalecer el sistema inmunológico.
  2. Prevenir y tratar enfermedades cardíacas y vasculares.
  3. Normalizar el estado de los órganos pélvicos.
  4. Estimular la recuperación de inflamaciones, heridas y hemorragias.
  5. Abordar problemas con la columna vertebral.
  6. Tratar trastornos mentales de naturaleza depresiva.
  7. Cada gema roja tiene propiedades mágicas únicas. Las gemas escarlatas, burdeos y rosas, en particular, se utilizan tradicionalmente para mantener la belleza y la salud, resolver problemas románticos, proteger contra la negatividad externa, despertar cualidades de liderazgo y atraer el éxito en los negocios.

Sin embargo, se advierte que las personas naturalmente propensas a la crueldad y la agresión deben abstenerse de usar piedras rojas, ya que las energías de estos minerales podrían agravar los peores rasgos de su carácter.

Cómo cuidar de tus minerales y gemas

Las gemas naturales exhiben diversas resistencias y durezas, por lo que es crucial conocer sus características al adquirir joyas o amuletos con piedras rojas. Algunas recomendaciones generales para el cuidado de estas gemas incluyen:

  1. Guardar el producto en una caja o bolsa especial.
  2. Protegerlo de influencias mecánicas intensas, compuestos químicos cáusticos, exposición prolongada a la radiación ultravioleta y humedad.
  3. Además, todas las joyas requieren limpieza periódica.

Se recomienda quitar la suciedad con agua tibia (evitando temperaturas altas) y, si es necesario, utilizar una solución jabonosa suave. Se debe evitar el uso de compuestos agresivos con tensioactivos.

La magia de las piedras rojas es vibrante, alegre y llena de energía. La interacción con ellas no solo puede agregar tonos de alegría, felicidad y aventura a la vida cotidiana, sino también ayudar a resolver desafíos y proporcionar fuerza para nuevos logros.

La clave está en elegir la piedra que se adapte mejor a ti.

Otros colores:

Regreso al contenido