TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

EN QUÉ MANO SE PONE EL ANILLO DE COMPROMISO

El anillo de compromiso se puede poner en la mano derecha o izquierda, depende del país donde te encuentres. Si quieres ver el dedo donde va el anillo de compromiso, pulsa aquí.

Sin duda, esta joya es una joya de gran importancia, marca el inicio de una nueva etapa en la vida de la pareja. Este poderoso símbolo representa el amor y el romance compartido por dos personas que eligen comprometerse a pasar el resto de sus vidas juntas.

Aunque su significado es universal, no todos están familiarizados con la historia y las diversas costumbres que han surgido en torno a este elemento a lo largo del tiempo, abarcando diferentes culturas y civilizaciones.
En qué mano se pone el anillo de compromiso
Mano izquierda o derecha, depende del país y cultura.
Tanto si eres un hombre que planea regalar un anillo de compromiso como si eres una mujer que recibirá este regalo especial, es esencial comprender la historia y las tradiciones asociadas con esta joya. Además, conocer en qué mano se coloca el anillo y qué simboliza este gesto añade un significado adicional a esta expresión tangible de amor y compromiso.

  • La mano donde se lleva el anillo de compromiso

En la tradición occidental, es común que el hombre le dé el anillo de compromiso a la mujer, y esta lo lleve en el dedo anular de su mano izquierda. Este ritual tiene sus raíces en el Antiguo Egipto, donde se creía que la vena que partía del dedo anular estaba directamente conectada al corazón, denominándola la "vena del amor".

No obstante, hay culturas que optan por llevar el anillo en la mano derecha. Algunas personas llevan el anillo en la mano izquierda hasta el matrimonio, momento en el cual lo trasladan a la mano derecha.

En países como India, Noruega, Rusia o Alemania, se sostiene que el anillo de compromiso en la mano izquierda trae mala suerte, por lo que se prefiere llevarlo en la mano derecha.

Existen otras tradiciones que varían según la cultura y la ubicación geográfica. En Chile y Suecia, tanto mujeres como hombres reciben anillos de compromiso.

En ciertas regiones de Kenia, los hombres utilizan adornos alrededor del cuello como símbolo de compromiso, similar a un anillo de compromiso. En algunas culturas, el anillo de compromiso también cumple la función de anillo de bodas.

Mano con anillo de compromiso

En la cultura china, donde el dedo anular se considera el dedo del alma gemela, la tradición de llevar el anillo en este dedo es semejante a la tradición occidental.

Después del matrimonio, algunas personas optan por llevar tanto el anillo de compromiso como la alianza de boda juntos en el mismo dedo. Para hacerlo, es crucial que ambos tengan un diseño similar que se complemente.

Aunque los anillos de boda y de compromiso generalmente están hechos de oro o platino, los acabados y la apariencia final pueden variar, incluso si ambos están fabricados con el mismo material. Desde un punto de vista estético, es apropiado usarlos juntos si comparten un tono idéntico o similar y tienen un estilo afín.

Si el diseño del anillo de boda no concuerda con el del anillo de compromiso pero aún así deseas usar ambos, puedes llevarlos en diferentes manos o en distintos dedos de la misma mano.

Los expertos suelen recomendar no llevar más de tres anillos en una mano, por lo que si tienes otras joyas favoritas que deseas usar con frecuencia, prueba diferentes métodos para llevarlos de manera elegante y refinada.

Además, ten en cuenta el estilo de la ropa que usarás, ya que las reglas pueden variar según la ocasión. Mientras que en eventos formales es preferible limitarse a un menor número de anillos, en situaciones más informales, como fiestas o festivales, puedes experimentar con varios anillos únicos.

Muchas personas prefieren mover temporalmente el anillo de compromiso a la mano derecha el día de la boda, cuando es reemplazado por la alianza de bodas. Luego, se puede trasladar de nuevo y usar ambos anillos juntos en el dedo anular de la mano izquierda.

La mano izquierda es una opción en ciertos países y zonas

Sin embargo, las reglas cambian según la cultura y la ubicación geográfica. En países como Rumanía, Suiza, Turquía o Francia, la alianza se lleva en la mano izquierda, mientras que en países como Grecia, Austria, Venezuela o Rusia, la alianza se lleva en la mano derecha.

La tradición de usar el anillo de compromiso varía en diferentes regiones de España. Como norma general en el país, el anillo de compromiso se coloca en el dedo anular de la mano derecha desde el día del compromiso hasta la ceremonia de la boda.

Sin embargo, en la zona del Mediterráneo, que incluye Cataluña, Baleares y Valencia, la costumbre es opuesta, y el anillo de compromiso se coloca en el dedo anular de la mano izquierda. Es interesante notar cómo las prácticas culturales pueden diferir incluso dentro de un mismo país.

No hay una regla escrita que indique la forma correcta de llevar el anillo de compromiso y la alianza de bodas, y la elección puede basarse en varios factores, como la tradición familiar, la comodidad personal y las preferencias estéticas.

Al elegir cómo usar tu anillo de compromiso, es importante tener en cuenta varios aspectos. Incluso si ya sabes en qué dedo y mano usarlo, así como qué versión optar, debes considerar detalles adicionales para garantizar que el resultado final sea de tu agrado.
En este caso vemos un anillo de compromiso en la mano izquierda

  • La historia del anillo de compromiso

El anillo de compromiso tiene una historia rica y arraigada en diversas culturas. En la Antigua Roma, las mujeres llevaban anillos de hueso y marfil. La tradición de ofrecer un anillo de compromiso se remonta al siglo XIII, cuando el Papa Inocencio III estableció un período de espera entre la promesa de matrimonio y la ceremonia real.

Este gesto simboliza la devoción y la fidelidad, culminando en el matrimonio. En la Edad Media, la costumbre de regalar anillos de diamantes para unir destinos era evidente, como lo demuestra el regalo del archiduque Maximiliano de Austria a María de Borgoña en 1477.

Documentos del siglo XV revelan que esta tradición también estaba presente en las familias reales, como el anillo de compromiso con diamantes entregado por Constanzo Sforza a Camilla d'Aragona en 1475. En el siglo II a.C., las mujeres recibían dos anillos de compromiso: uno de hierro para el hogar y otro de oro para eventos sociales.

En la Edad Media, una creencia sostenía que si la mujer llevaba el anillo de compromiso en el pelo durante 9 días, el matrimonio estaría lleno de felicidad.

En Rumania, se regalaba un anillo con una pequeña llave como símbolo de protección para el amor. En ciertos grupos religiosos en América durante el colonialismo, el anillo de compromiso era un dedal modificado.

Boda en la edad media

Desde el siglo XVIII, los anillos de compromiso en la cultura anglosajona se decoraban con piedras preciosas como amatistas, rubíes, zafiros o esmeraldas. En Inglaterra, en los siglos XV y XVII, estaban de moda los anillos con mensajes grabados en su interior, conocidos solo por los amantes.

En el siglo XIX, los diamantes se volvieron prominentes, especialmente después de que el príncipe Alberto regalara a la reina Victoria un anillo de serpiente con cabeza de esmeralda.

En los años 50, los anillos de compromiso de varios tonos se volvieron populares. En la década de 1930, esta joya se hizo accesible para todos en los Estados Unidos, también representando un seguro financiero para las mujeres en caso de cancelación del compromiso.

En Europa occidental, la moda del anillo de compromiso se estableció a finales del siglo XIX. Hoy en día, esta costumbre es popular, marcando un nuevo capítulo en la vida de la pareja y simbolizando la promesa y la infinitud de la relación.

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido