TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

SIGNIFICADO OJO DE TURCO

Es probable que hayas encontrado el símbolo del ojo azul en diversos amuletos, objetos y joyas, especialmente si has visitado Turquía o Grecia, aunque no exclusivamente.

En Turquía, el amuleto es comúnmente visto colgado sobre puertas, en las entradas de oficinas e incluso adornando automóviles.

Las madres también suelen colocar el ojo azul en el pecho de sus bebés. Aunque el amuleto puede presentarse en diversas formas, suele tener una forma redonda. En turco, se conoce como "Nazar Boncuğu", que se traduce como "cuentas del mal de ojo".
Significado del ojo de turco, sus propiedades y más.
Significado del ojo de turco azul

  • Significado del ojo azul turco

De acuerdo con la creencia del pueblo turco, el "mal de ojo" actúa como un escudo protector contra energías negativas, resguardando el hogar, la oficina y a los seres queridos.

Este talismán, conocido como Ojo de Turco, es utilizado para contrarrestar las influencias negativas del mal de ojo, redirigiéndolas hacia la persona que las originó.

En la antigua cultura turca, el ojo, pintado en tonos apacibles de azul, tenía la función de proteger a las personas de malos espíritus.

La elección del color azul, probablemente influenciada por los bizantinos, quienes consideraban sagrado el azul asociado al cielo y al agua, simboliza lo infinito, lo divino, lo espiritual y evoca paz y calma.

El amuleto, confeccionado en vidrio, aún en la actualidad, presenta combinaciones de azul claro y oscuro, con círculos concéntricos en forma de lágrima en negro, blanco u oro.

Si el ojo de turco se rompe, indica que ha absorbido el mal de ojo y debe ser reemplazado de inmediato.

Se sugiere que, para que este talismán sea efectivo, debe ser adquirido por alguien con intenciones puras. En Turquía, las abuelas suelen regalar este amuleto a sus nietos.

Los comerciantes lo colocan en las carteras o bolsillos de los clientes, convirtiéndolo en un atractivo regalo para llevar de Turquía a seres queridos en casa.

A pesar de que generalmente está compuesto por colores como azul real, azul cielo, blanco y negro, existen diversas presentaciones de este amuleto, especialmente en cuanto a las tonalidades utilizadas, lo que afecta su significado e intención.

Entre los colores más empleados, se destaca el azul, asociado al agua y vinculado con la buena energía y la verdad. El rojo, relacionado con la sangre y el amor, simboliza energía, poder, determinación y pasión.

El amarillo, representativo del sol, simboliza fuerza y vitalidad, relacionándose directamente con la salud. El verde, color de la naturaleza, simboliza esperanza y crecimiento personal. El blanco implica bondad e inocencia, además de purificar las energías.

Finalmente, el morado o violeta, tonos de nobleza, representan creatividad y misticismo.
Colgante de ojo de turco

  • Orígenes e historia del mal de ojo

Aunque en la actualidad el símbolo del ojo que protege contra el mal de ojo es predominante en Turquía, su origen se remonta a hace aproximadamente 3000 años.

La idea de "Nazar Boncuğu" se atribuye al antiguo Egipto, donde se creía que el ojo del dios Horus poseía poderes mágicos protectores y era frecuentemente representado en el arte egipcio.

Este motivo fue uno de los amuletos más comunes y se utilizó desde el Reino Antiguo hasta el período romano (30 a.C. - 641 d.C.).

Prácticamente todas las civilizaciones, desde la India hasta Europa, buscaron representar esta superstición mediante diversos amuletos y símbolos.

Los antiguos griegos lo pintaban en la proa de sus barcos como protección contra la ira de Poseidón.

La creencia en el poder asociado con el mal de ojo también está ampliamente arraigada en la cultura judeocristiana y se menciona en el Antiguo Testamento:

"Porque de dentro, del corazón de los hombres, proceden los malos pensamientos, las fornicaciones, los homicidios, los adulterios, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la blasfemia, el orgullo y la insensatez. Todas estas cosas malas proceden de dentro y contaminan al hombre". – Marcos, 7:21, 22

  • La leyenda de Nazar en Turquía

En la creencia popular turca, existe la leyenda de una enorme roca inamovible en medio del mar. A pesar de los esfuerzos de cien hombres, la roca no se movía ni se rompía. En un pequeño pueblo junto al mar vivía un hombre al que se le atribuía "mal de ojo" (Nazar).

La gente llevó a este hombre frente a la roca, y al mirarla, exclamó: "¡Dios mío! ¡Qué roca tan grande!" Mientras hablaba, se formó una grieta, se escuchó un fuerte estruendo y la roca se partió.

Así, en Turquía, cuando algo sale mal para alguien, suelen decir que ha sido tocado por el "Nazar": "Nazar değdi".

  • Nazar a nivel internacional

Desde la antigüedad, la creencia en el mal de ojo o la influencia del "mal de ojo" ha persistido en diversas culturas. Talismanes diseñados para protegerse de miradas malintencionadas se encuentran en varias regiones, como Armenia, Turquía, Egipto, Irak, Irán, Líbano, Marruecos, Grecia, España o México.

El Nazar, que simboliza la protección contra el mal de ojo, se encuentra en todo el mundo con distintos nombres:

  1. Los romanos lo conocían como malus.
  2. Los griegos lo llamaban Baskania.
  3. En persa, se referían a él como chesm nazar o nazar ghorboni.
  4. Los italianos lo llamaban mallochio.
  5. En español, era conocido como mal ojo.
  6. En hebreo, se llama ayin hara.

  • Cómo usar el Ojo de Turco

Para asegurar la eficacia del ojo turco como amuleto protector, es crucial seguir ciertos procedimientos.

Pasos a seguir para utilizar el amuleto:

  1. Comprar el amuleto en un sitio que transmita buena energía
  2. Preparar para la purificación un reciente de cristal
  3. Limpiar el amuleto con agua y sal marina
  4. Posteriormente secar con un paño de tejido natural
  5. Colocar el amuleto durante unos minutos debajo de la luz de la luna

Tras completar este proceso, el amuleto estará preparado para su uso.

El ojo turco puede llevarse a la vista o guardarse dentro de la ropa o un bolso para uso cotidiano. Además, se tiene la opción de ubicarlo en la entrada de la casa o negocio para prevenir la entrada de energías negativas provenientes de otras personas en los espacios personales.

Es importante tener en cuenta que, si el ojo turco sufre algún daño, no se recomienda intentar repararlo; en su lugar, se debe reemplazar por uno nuevo, indicando que ha cumplido su propósito.

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido