TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

CÓMO LIMPIAR PENDIENTES DE PLATA EN CASA

A través de los siglos, las mujeres alrededor del globo han apreciado las joyas de plata por su distinción y encanto.

Un par de pendientes de plata, cuando son mantenidos y limpiados de manera apropiada, representan una inversión duradera a lo largo de los años. Conservarán su relevancia y son versátiles, pudiendo ser combinados fácilmente tanto con atuendos cotidianos como nocturnos.

Los pendientes de plata mantienen su atemporalidad y son adecuadas en cualquier ocasión y lugar. Sin embargo, la plata es un metal con personalidad propia. Si no se le brinda el cuidado adecuado, tiende a ennegrecerse y perder su lustre original.

En este texto, exploraremos métodos para limpiar por cuenta propia los pendientes de plata y mantener intacto su atractivo inicial.
Cómo limpiar pendientes de plata en casa rápido y fácil con ingredientes caseros.
Cómo limpiar un cadena de plata en casa rápido y fácil. Remedios caseros.

  • Razones por las que los pendientes de plata se ponen negros

Los pendientes de plata pueden oscurecerse debido a diversos factores, incluido el contacto con el aire.

Este fenómeno se atribuye al proceso de oxidación que ocurre cuando la plata reacciona con varias sustancias. A continuación, se detallan las razones detrás de la formación de la capa negra:

  1. Composición química y humedad del aire: La presencia de sulfuro de hidrógeno (H2S) en el aire desencadena una reacción química al interactuar con las joyas de plata, resultando en una capa oscura en pendientes o anillos. El proceso de oxidación se acelera con niveles más altos de humedad.

  2. Cosméticos y detergentes: Estos productos contienen impurezas que afectan negativamente a la plata. Por lo tanto, es recomendable quitarse las joyas antes de utilizar productos de limpieza o cosméticos.

  3. Sudor: Estos elementos también pueden causar irritación en la plata. El sudor contiene azufre, que oxida la plata y provoca la formación de una capa negra.

Si observas oscurecimiento en tus accesorios, no es necesario relegarlos a un rincón olvidado. Puedes remediar la situación y limpiar tu plata cómodamente en casa.

Limpieza de pendientes de plata de ley esterlina 925

  • Primeros pasos en la limpieza de tus pendientes de plata

Los pendientes de plata requieren una limpieza cuidadosa, especialmente si las joyas tienen inserciones. Debe elegir un método para eliminar la oscuridad y controlar estrictamente el tiempo de procesamiento. Bajo ninguna circunstancia se debe aumentar el tiempo de limpieza de los artículos de plata. Esto puede tener consecuencias irreversibles.

Pero no te alarmes, sigue nuestras instrucciones y podrás limpiar tus pendientes de plata favoritos de forma rápida y sencilla.

En la mayoría de los casos, los pendientes suelen tener incrustaciones de piedras, lo que implica ciertas restricciones en los métodos de limpieza. Por lo tanto, antes de abordar la tarea de eliminar la negrura, es esencial preparar el accesorio.

Aquí hay algunos pasos a seguir antes de comenzar el proceso de limpieza:


  1. Examina detalladamente los pendientes. Presta especial atención al cierre, a la piedra y su sujeción, así como a la superficie del metal. Si observas algún daño en los cierres, es recomendable consultar a un joyero.

  2. Evalúa el nivel de contaminación. A menudo, los elementos decorativos de los pendientes acumulan grasa, polvo y suciedad. Para restaurar su brillo original, a veces es suficiente dejar los pendientes en una solución jabonosa durante 15-20 minutos.

  3. Prepara los utensilios necesarios. Una vez que hayas elegido el método de limpieza, asegúrate de tener un recipiente para remojar, un paño suave y sin pelusa (como un paño de franela o microfibra) y los productos de limpieza de metales necesarios.

Solo después de haber examinado detenidamente las joyas y seleccionado el método más adecuado, estarás listo para comenzar el proceso de limpieza.

  • Cómo limpiar unos pendientes de plata con remedios caseros

Aquí no habrá productos caros o difíciles de encontrar. Lo más probable es que ya tengas en casa los remedios más eficaces.

ATENCIÓN: Estos métodos pueden no ser útiles si los pendientes tienen piedras preciosas o semipreciosas.

Limpiar pendientes de plata con bicarbonato

Este método es más "riguroso". Aunque el bicarbonato de sodio es eficaz para eliminar la suciedad de tus pendientes, es importante manejarlo con precaución.

Frotar los pendientes de plata, incluso con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua, puede resultar en microarañazos en la superficie de la joya. Si sientes temor de dañar tus pendientes, considera preparar una solución con bicarbonato de sodio.

Proceso de limpieza de bicarbonato

Un forma común y super efectiva para limpiar unos pendientes de plata es utilizar bicarbonato de sodio.

Lo que necesitas: agua, bicarbonato de sodio y papel de aluminio.

  1. Agrega 2 cucharadas de bicarbonato de sodio al agua hervida.
  2. Coloca una tira de papel de aluminio en la solución.
  3. Deja la plata en la solución durante 15-20 minutos.
  4. Enjuaga la plata bajo el grifo y sécala completamente.

El bicarbonato de sodio destaca como uno de los limpiadores más rápidos para la plata esterlina y otras de menor pureza.

Evita usarlo en estado seco. Mezcla el bicarbonato con líquido para crear una especie de pasta y frótala sobre tu anillo negro o sucio. Posteriormente, limpia con agua y contempla el resultado final.

Patatas

Una forma no estándar, pero funciona.

Rallar las patatas crudas en un rallador fino y mezclar la masa resultante con agua tibia. Debe quedar una pasta espesa.

Coloca allí aretes, anillos, cadenas de plata y déjalo por unos 20 minutos, luego deja que las joyas se sequen solas y solo luego pásale un paño para darle brillo.

Utiliza jabón

Un método sencillo, popular y bastante suave. Diluir una solución jabonosa en un recipiente usando jabón líquido o champú. Y remoje los aretes de plata durante 20-30 minutos.

Luego pasa un paño suave por la superficie, retira los restos de grasa y suciedad y finalmente pasa un paño seco para evitar manchas de jabón.

Limpiar pendientes de plata con jabón

Amoníaco

Un producto económico y eficaz para quitar el negro de los pendientes de plata.

Hacemos lo siguiente: dejamos los pendientes en una solución de amoniaco (1 cucharada de amoniaco por 1 litro de agua) durante 20 minutos.

Luego enjuague con agua y pula hasta que brille.

No se puede limpiar plata con gran cantidad de impurezas de otros metales, con inserciones de perlas y piedras preciosas con amoníaco.

Vinagre

Este método llevará más tiempo que otros. Remojar el plateado y el negro en la solución de vinagre y dejar actuar una hora.

Después, enjuaga bien bajo el grifo y pule hasta que quede brillante. El vinagre no es apto para limpiar objetos de plata con piedras.

Limpiar pendientes de plata con pasta de dientes

Blanquea y devuelve el brillo a tus pendientes favoritos.

Para la limpieza, es mejor utilizar pasta de dientes sin gránulos y un cepillo de dientes suave.

Aplica un poco de pasta de dientes en el cepillo y cepilla suavemente la superficie de los pendientes.

Este método ayudará a limpiar lugares y recovecos de difícil acceso.

Remedio casero para limpiar tus pendientes con pasta de dientes

Peróxido

El peróxido de hidrógeno en sí no se usa, sino que se usa junto con amoníaco. Mezcla peróxido y amoníaco en proporciones 1:1 y agrega la misma cantidad de agua.

Deja los accesorios durante 10-20 minutos. Si la negrura persiste, intenta hervir durante 10 minutos en esta solución.

  • Limpieza de pendientes de plata con piedras naturales

Los pendientes de plata tienden a cubrirse con una capa negra, y con el tiempo, las piedras incrustadas pueden volverse opacas.

Para restaurar el brillo original de tus joyas, es crucial seleccionar el método de limpieza adecuado. Por lo general, los productos para eliminar la negrura de la plata se eligen según el tipo de piedra incrustada en la joya.

Topacio

Los aretes que contienen topacio pueden ser higienizados utilizando amoníaco. Añade 4-5 gotas de amoníaco a un litro de agua y sumerge los aretes en la solución por 30 minutos.

Posteriormente, límpialos de manera adecuada. Es crucial tener en cuenta que el topacio es una piedra delicada y no debe ser tratado con sustancias abrasivas, como refrescos o sal, por ejemplo.

Limpieza de pendientes con topacio

Ámbar

Una gema orgánica de textura suave que no tolera sustancias abrasivas ni procedimientos de limpieza agresivos.

En este caso, ni siquiera una solución jabonosa suave resultará útil. El jabón moderno contiene compuestos químicos que el ámbar simplemente no puede soportar.

Al interactuar con ellos, la gema podría cubrirse rápidamente con una película blanquecina que resultará difícil de eliminar.

Por ende, para evitar dañar la piedra y al mismo tiempo eliminar eficazmente la opacidad de la plata, se recomienda el uso de amoníaco. Agrega 10 gotas de amoníaco a un vaso de agua, sumerge los pendientes con ámbar en la solución durante 8 minutos y listo.

Turquesa

Un mineral hermoso de tono azul cielo que es sensible a los productos químicos. Incluso el detergente para lavavajillas puede representar una amenaza para una piedra tan delicada.

La mejor manera de limpiar la turquesa es con un simple paño húmedo, seguido de un secado meticuloso.

La turquesa no tolera la humedad, así que evita sumergir objetos con esta piedra en agua. Los aretes de plata con turquesa pueden ser pulidos con un producto especial para plata, evitando el contacto directo con la piedra, mientras que la turquesa puede ser limpiada con un paño húmedo.

Limpieza de pendientes con turquesa

Circonita

Una piedra semipreciosa elegante, similar a un diamante, que pierde su brillo con el tiempo. Para restaurar su brillo original, puedes recurrir a una solución jabonosa. Ten presente que a las circonitas cúbicas no les sienta bien el amoníaco ni el cloro.

Además, retira los aretes con circonita cúbica durante procedimientos cosméticos y no olvides limpiarlos cada 1 o 2 meses.

Perlas

La combinación de gemas preciosas y metales nobles resulta en piezas de joyería elegantes y atemporales. Sin embargo, incluso objetos tan refinados como unos pendientes de plata con perlas necesitan cuidado y limpieza.

Es crucial recordar que las perlas no toleran sustancias abrasivas y tienden a amarillear con productos alcohólicos. Por ello, se prefieren métodos de limpieza suaves, como la solución jabonosa.

Deja reposar los aretes durante 10 a 15 minutos y luego límpialos cuidadosamente con un paño suave.

En este caso tienen perlas muy delicadas

Amatista

La amatista tampoco responde bien a la limpieza con sustancias abrasivas ni a las altas temperaturas. Una forma segura de limpiar los aretes con amatista es utilizando la misma solución jabonosa.

No olvides secar tus joyas después del proceso.

Limpiar aretes bañados o chapados en oro

Con los aretes bañados en oro, la situación es un poco más complicada, todo debido al fino baño de oro en la superficie del producto. Los métodos de limpieza bruscos (refrescos, sal, polvos, etc.) no son adecuados para este tipo de joyas.

Puedes utilizar alcohol de vino o amoniaco, o una solución jabonosa tradicional. No frotes los pendientes con demasiada fuerza, ya que esto podría dañar la capa chapada en oro. Simplemente frote suavemente la superficie con un paño de franela.

Conclusión final

La dificultad de limpiar los pendientes de plata suele radicar en su forma ornamentada y en la presencia de diversos elementos decorativos. Pero esto se puede superar fácilmente si elige el método de limpieza adecuado.

Si tiene aretes de plata sin piedras, cualquiera de los métodos descritos anteriormente servirá. Los medios más eficaces y probados para deshacerse de la negrura son la solución jabonosa y el amoníaco.

Pero recuerda, es importante respetar el tiempo de remojo y las proporciones de los productos.

Y como prevención, se recomienda limpiar los pendientes de plata una vez al mes.

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido