TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

PIEDRAS CHAKRA TERCER OJO

Siendo el sexto chakra principal en el sistema de chakras, el tercer ojo es comúnmente conocido como el "sexto sentido".

Este chakra es responsable de gobernar la intuición y se asocia con el color violeta o índigo. También conocido como Ajna en sánscrito, el chakra del tercer ojo alberga habilidades psíquicas como la clarividencia, la clariaudiencia, la intuición y el conocimiento psíquico.
CHAKRA
COLOR
PIEDRAS DESBLOQUEADORAS
Tercer Ojo
Índigo
Ágata, sodalita, lapislázuli, cianita, zafiro, azurita,
amatista, cuarzo, malaquita, indigolita, y fluorita.

Un bloqueo o desequilibrio en el sexto chakra puede resultar desorientador y generar estrés mental y psicológico significativo. Puedes experimentar sensaciones de pérdida y confusión en medio del flujo aparentemente interminable de información y visiones sin sentido. Además, es posible que te sumerjas en fantasías excesivas, perdiendo el contacto con la realidad.

Para remediar un tercer ojo bloqueado o hiperactivo, puedes recurrir a cristales curativos. Estos cristales ayudan a equilibrar, calmar y desarrollar tus habilidades psíquicas, permitiéndote utilizar y alinear de manera más efectiva tu chakra del tercer ojo con los demás chakras.

  • Significado y propiedades del Chakra del Tercer Ojo

El chakra del tercer ojo, o Ajna en sánscrito, se traduce como "más allá de la sabiduría", "comprender" o "mandar". Ubicado entre las cejas, este chakra es el sexto de los siete chakras principales en nuestro cuerpo.

Actuando como guía hacia nuestra verdadera identidad y lo que deseamos experimentar en la vida, el Ajna Chakra, como centro de la intuición, nos permite acceder a nuestro conocimiento interno y adoptar una perspectiva abierta hacia la vida.

Cuando la energía fluye de manera fuerte y constante a través de nuestro sexto chakra, nuestros pensamientos se vuelven claros y tranquilos, experimentamos una profunda conexión espiritual con la vida en general (más allá de nuestra propia existencia) y tenemos la capacidad de elegir nuestra percepción de la realidad.

Representado por el color índigo y un triángulo invertido dentro de una flor de loto de dos pétalos, el Ajna Chakra está asociado con el elemento tierra luz, que refleja el concepto de "Todo en Uno" o "unidad". Este chakra se apoya en el mantra "Yo Entiendo".

  • Chakra del Tecer Ojo bloqueado síntomas físicos y emocionales

El chakra del tercer ojo, situado en el centro de la frente, es un centro de energía que supervisa nuestra intuición, percepción y conciencia superior. Cuando este chakra está bloqueado, puede dar lugar a diversas complicaciones para la salud.

Desde el punto de vista físico, la obstrucción del chakra del tercer ojo puede manifestarse a través de dolores de cabeza, problemas de visión y trastornos sinusales. Las personas también pueden experimentar desorientación y falta de coordinación.

En el ámbito emocional, un bloqueo en el chakra del tercer ojo puede generar sentimientos de confusión y falta de claridad. Las personas pueden necesitar apoyo para confiar en su intuición y tomar decisiones. Además, podrían sentirse desconectadas de su yo superior y carecer de un propósito claro en la vida.

Desde una perspectiva espiritual, un desequilibrio en el chakra del tercer ojo puede obstaculizar el acceso a niveles superiores de conciencia y espiritualidad. Esto puede resultar en estancamiento espiritual y una sensación de desconexión de lo Divino.

Es esencial practicar actividades que fomenten la intuición y la conciencia espiritual para desbloquear el chakra del tercer ojo. Estas prácticas incluyen la meditación, el yoga y pasar tiempo en la naturaleza. Trabajar con piedras y cristales asociados al chakra del tercer ojo, como la amatista o la labradorita, también puede facilitar la curación.

  • Que piedras usar para desbloquear el chakra del Tercer Ojo

La creencia en las propiedades curativas de piedras y cristales es común, especialmente cuando se infunde intención curativa en su entorno.

Es por ello que se manejan con precaución y se les otorga un trato similar al de seres vivos o espíritus. Frecuentemente, se emplean en prácticas relacionadas con el sistema de chakras y otras disciplinas espirituales y holísticas.

El color vinculado al chakra del tercer ojo es el índigo o azul violeta intenso.

Consecuentemente, las piedras y cristales utilizados en prácticas asociadas al Ajna Chakra se encuentran típicamente dentro de esta paleta de colores.

Históricamente, se reconoce que el índigo equilibra, alimenta y estimula el tercer ojo, que representa nuestra visión y sabiduría interna. A continuación, se presenta una lista de algunas piedras relacionadas con el chakra del tercer ojo.

Amatista

Conocida como la Piedra de la Espiritualidad, esta hermosa gema violeta tranquiliza tu mente y despierta tu alma. Este cristal te reconecta con el Reino Divino y potencia tus habilidades psíquicas, llevándote al siguiente nivel de desarrollo espiritual.

La amatista, el cristal más común y popular utilizado para la curación y calma del chakra del tercer ojo, también es adecuada para equilibrar el chakra de la corona debido a su poderosa energía espiritual.

Este cristal excepcional puede contribuir a establecer armonía y equilibrio en tu sexto sentido hiperactivo, fomentando la claridad mental y una apertura psíquica potente. Además, puedes utilizar esta piedra violeta para abordar la adicción y equilibrar trastornos nerviosos y cerebrales.

La amatista también tiene la capacidad de relajar la mente y aliviar frustraciones y estrés. Facilita la meditación consciente y puede fomentar los viajes astrales, ayudándote a recordar tus sueños. En relación con los sueños, la amatista puede protegerte de pesadillas, permitiéndote comprender tus habilidades con sabiduría y paciencia.

Cuarzo

Conocido como el Sanador Maestro, el Cuarzo Claro es una piedra adaptable que purifica, fortalece y activa los 7 chakras.

Su función principal es cargar otros cristales y amplificar su vigorosa energía vibratoria, trabajando incesantemente para despertar tus habilidades.

Al emplear el cuarzo transparente para fortalecer el chakra del tercer ojo, mejorarás tus pensamientos al enviarlos al universo. Es como si hablaras en susurros y terminaras gritando. El universo definitivamente te escuchará y cumplirá tus intenciones.

Además, el cuarzo transparente también contribuye al desarrollo de tu crecimiento espiritual al desempeñar el papel de guía y maestro en tu camino.

Desde la perspectiva de la protección psíquica, el cuarzo transparente es una herramienta potente. Usar o llevar contigo cuarzo transparente puede ayudarte a resguardarte de la absorción de energía negativa de otras personas.

Además, también reduce las emociones negativas que puedas experimentar, como los celos, la envidia y la mala voluntad.

Labradorita

Una piedra profundamente espiritual y resguardadora, la labradorita potencia y perfecciona las habilidades psíquicas mientras preserva tu aura y te resguarda de cualquier influencia y energía perjudicial.

La mayoría de los individuos con habilidades psíquicas son empáticos, experimentando los sentimientos de otras personas y asimilándolos como propios.

Por esta razón, la labradorita se convierte en la preferida de los empáticos y los psíquicos.

Adicionalmente, la labradorita es una piedra altamente funcional conocida como la Piedra de la Transformación. Colabora con el chakra del tercer ojo para brindar una comprensión intuitiva mejorada del propósito detrás de cualquier problema y desafío en tu vida.

En el transcurso de la meditación, la labradorita resulta beneficiosa para restablecer el equilibrio entre el intelecto y la intuición. No solo eso, sino que trabajar con las vibraciones energéticas de la labradorita también contribuye a mejorar tus habilidades de discernimiento.

Igualmente, puedes emplearla para mitigar problemas oculares y cerebrales, así como para regular el metabolismo.

Lapislázuli

El lapislázuli, con su tonalidad azul profundo, ha sido reverenciado y reconocido desde épocas antiguas. Representa una Piedra de Iluminación, convirtiéndola en una elección óptima para el chakra del tercer ojo.

Su tono azul intenso se complementa con inclusiones doradas, recordándote la vastedad y las posibilidades infinitas del cielo nocturno. Conocido también como la Piedra de la Comunicación, el lapislázuli armoniza especialmente con el chakra de la garganta.

En el contexto del chakra del tercer ojo, el lapislázuli actúa como guía en tu travesía psíquica. El azul abre tu mente y contribuye a desvincular tu conciencia de este plano.

Simultáneamente, la energía vibracional de este cristal se desempeña como un valioso guardián, conectando la mente con los senderos estrellados del alma. Facilita pasajes mentales que nos vinculan.

Adicionalmente, el lapislázuli favorece la transformación de tu energía hacia vibraciones más elevadas, impulsando tu progreso espiritual. Mejora tu capacidad para recordar sueños y facilita la comunicación con guías espirituales.

Iolita

Otra alternativa destacada para la curación, armonización y activación del tercer ojo, elevando la percepción interna y fortaleciendo el sentido intuitivo.

Este cristal, poderoso aunque delicado, tiene la capacidad de hacer que seas más consciente de los patrones en tu vida, facilitando el abandono de cualquier inclinación autoritaria o controladora.

Al ser colocado directamente en el chakra del tercer ojo, la iolita puede contribuir a desbloquear las habilidades psíquicas, al mismo tiempo que impulsa la confianza y autoestima.

Además, este cristal también puede emplearse para promover una mayor claridad mental. Esto resulta especialmente beneficioso para estudiantes o aquellos inmersos en procesos de aprendizaje.

Azurita

La gema conocida como azurita, o también llamada azurita cobriza, es un mineral que contiene cobre en su composición. Aunque la azurita y la malaquita son minerales de cobre, esta última es más valiosa. La característica distintiva de la piedra es su color: un azul intenso y profundo.

Minerales con tal intensidad de color son poco comunes en la naturaleza. La azurita obtiene su nombre debido a su color único. En árabe, la palabra "azul" significa literalmente "cielo brillante durante el día", aunque comúnmente se utiliza para describir un tono de azul intenso.

Desde el árabe, la palabra llegó a Europa, aunque con ligeras modificaciones. En la actualidad, en Francia, la palabra "azur" se utiliza para referirse a un tono específico de azul: el azul celeste. La famosa costa turística de Francia es la Costa Azul, que se traduce literalmente como "Costa Azul".

El nombre de la azurita a menudo lleva a confusiones con el lapislázuli, ya que se cree que la raíz común en el nombre y el color de la piedra indica un origen similar del mineral, pero no es así. La azurita es un mineral independiente y debe su color al cobre, lo que la vincula con minerales como la malaquita, la crisocola, la calcopirita y la cuprita.

En la actualidad, la azurita se extrae en regiones donde el cobre emerge en la superficie, y existen importantes yacimientos en Rusia, Chile, México, Marruecos y Namibia.

Zafiro

La palabra "zafiro", derivada del griego, tiene una traducción que significa "piedra azul". En la antigüedad, se creía erróneamente que cualquier mineral con un intenso color azul era un zafiro, pero los científicos corrigieron rápidamente esta concepción: no todas las piedras azules son zafiros, y no todos los zafiros son azules.

En Rusia, los zafiros naturales, conocidos como yates azules, eran altamente valorados. Se utilizaban para decorar coronas reales, prendas y objetos eclesiásticos.

Las piedras azules más destacadas se extraen en Cachemira, India. Estas gemas son reconocidas a nivel mundial por su extraordinario color azul, y las piedras de esta región sirven como estándar de color para otros zafiros.

El zafiro simboliza la constancia femenina, el amor por la verdad y la justicia, la pureza de conciencia y el arrepentimiento. Siempre se considera una piedra que otorga fidelidad, castidad y modestia. Este mineral inspira tranquilidad, confianza y armonía interior, promoviendo el desarrollo de la calidez y la amabilidad.

Cianita

La cianita comúnmente se denomina silicato de aluminio transparente con un atractivo brillo de vidrio. El color puede variar desde incoloro hasta casi negro, pero las más populares son las piedras de un rico tono azul, que dio el nombre a la raza (del griego antiguo "kyanot" - azul).

En Rusia, los depósitos de cianita se encuentran en los Urales, Karelia y la península de Kola, y en el mundo se extrae activamente en India, Estados Unidos, Birmania, Suiza, Austria y Alemania.

Externamente, la cianita se parece a un precioso zafiro y, después de un cuidadoso corte, luce increíblemente elegante. Prueba de su belleza original es el hecho de que esta piedra en particular era una de las favoritas de la gran emperatriz Catalina II.

Los anillos, broches, colgantes y pulseras decorados con este cristal simplemente fascinan con su brillo misterioso, y su lujosa elegancia será el punto culminante de cualquier look, enfatizando el excelente gusto y la sofisticación de su propietario.

Sodalita

La sodalita pertenece a la familia de los feldespatos y es un mineral considerado como piedra ornamental semipreciosa.

Su color principal es el azul cielo, aunque en la naturaleza se pueden encontrar variaciones en tonalidades.

Aunque la sodalita ganó popularidad en la cultura occidental en los siglos XVIII y XIX, se tiene conocimiento de su uso mucho antes en otras culturas. Los incas en América del Sur la empleaban para crear amuletos, figuritas y también para la decoración de interiores. En el Antiguo Egipto, tenía aplicaciones rituales y se utilizaba para elaborar atributos del templo, incluso se usaba para crear pintura azul mediante el polvo de sodalita.

Químicamente, la sodalita es similar a los feldespatos y se encuentra comúnmente en rocas ígneas con baja concentración de sílice, así como en pegmatitas que presentan una estructura de grano grueso.

La sodalita contiene aluminosilicatos de sodio que forman un sistema de canales regulares, otorgándole propiedades de sorción, lo que significa que puede absorber sustancias del entorno. Además, algunos tipos de sodalita pueden cambiar de color con la luz del día.

  • Conclusión final

Los cristales son herramientas muy importantes en tu búsqueda para despertar o equilibrar el chakra del tercer ojo. Aunque los cristales anteriores vienen en varios colores, tienes atributos y energías vibratorias únicas que ayudan a estimular y resonar profundamente con tu chakra raíz.

Una vez que desbloquees el chakra del tercer ojo, comenzarás a recibir guía, visiones y mensajes del reino divino. Anímate y sigue lo que te dice tu intuición y haz que tu chakra del tercer ojo se fortalezca aún más.

Otros chakras que pueden interesarte:

Regreso al contenido