TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

CÓMO LIMPIAR ORO EN CASA SIN DAÑAR JOYAS

En algún momento, las joyas de oro pueden perder su brillo y atractivo, y es posible que desee restaurarlas sin incurrir en costos innecesarios. A continuación, se presentan algunos consejos para limpiar el oro en casa utilizando elementos comunes, de manera segura y sin recurrir a servicios profesionales.

Las razones más habituales por las que el oro puede oscurecerse o volverse negro incluyen la proporción de oro en las joyas, siendo más propenso a oscurecerse con un estándar de 585 o inferior.

Cuando las joyas son nuevas y la capa de pulido aplicada por el fabricante para mejorar su presentación se oscurece temporalmente, desapareciendo con el tiempo; y las condiciones de uso, como la exposición a entornos agresivos, mercurio, yodo o contaminación.

En cualquier caso, si las piezas de oro han adquirido un tono negro, es posible y recomendable limpiarlas.
MÉTODO LIMPIEZA
INFORMACIÓN
Bicarbonato
Limpiar oro con bicarbonato es un método casero popular utilizado para eliminar la suciedad, manchas y deslustre del oro. Este método implica el uso de bicarbonato de sodio, que es un compuesto químico con propiedades de limpieza.
Amoníaco
Limpiar oro con amoníaco es un método efectivo para eliminar la suciedad, manchas y deslustre de las joyas de oro. El amoníaco es un compuesto químico que actúa como un agente limpiador y desengrasante.
Peróxido de Hidrógeno
Limpiar oro con peróxido de hidrógeno es otro método efectivo para eliminar la suciedad y restaurar el brillo de las joyas de oro. El peróxido de hidrógeno, también conocido como agua oxigenada, es un compuesto que tiene propiedades desinfectantes y blanqueadoras.
Pasta de dientes
Limpiar oro con pasta de dientes es un método casero popular para eliminar la suciedad y restaurar el brillo de las joyas de oro. La pasta de dientes actúa como un agente limpiador suave y puede ayudar a eliminar manchas superficiales.
Vinagre
En caso de no contar con amoníaco en casa, el vinagre puede ser una alternativa efectiva. Funciona bien con cadenas, pendientes y otros accesorios.
Limón
Todo lo que necesitas para eliminar la suciedad del oro es medio litro de agua y ácido cítrico. Limpiarás tus pendientes, colgantes y anillos fácil y desde casa.
Cómo limpiar oro desde casa fácil rápido, los mejores trucos caseros.
Cómo limpiar oro desde casa fácil rápido, los mejores trucos caseros.

  • Remedios caseros para limpiar oro en casa

Te damos algunos remedios caseros para limpiar tus joyas de oro en casa sin dañarlas. Lee detalladamente la siguiente información y sobre todo ten en cuenta que algunos de estos remedios no son compatibles con joyas que tienen piedras preciosas o semipreciosas.

Amoníaco

La limpieza del oro en el hogar con amoníaco es un método sencillo para eliminar la opacidad y las manchas en las joyas. Para lograr una limpieza efectiva y eliminar la negrura del oro, es recomendable preparar una solución de amoníaco y champú en agua tibia.

Las proporciones sugeridas para un recipiente pequeño son 5-7 gotas de amoníaco y 1 cucharadita de jabón. Sumergir completamente las joyas en la solución resultante, mezclar y, tras eliminar la suciedad, enjuagar bien el oro con agua corriente.

Este método es adecuado incluso para joyas que contienen piedras, ya que la solución de amoníaco puede eliminar eficazmente la suciedad y el óxido de áreas difíciles de alcanzar.

Para el secado, basta con colocar las joyas sobre una servilleta de papel o una toalla.

En casos de suciedad persistente, se puede emplear amoníaco en alta concentración, sin diluir con agua.

El procedimiento detallado es el siguiente:

  1. Disolver 5-7 gotas de amoníaco en un vaso de agua.
  2. Añadir jabón a la fórmula.
  3. Sumergir las joyas de oro en la solución durante 30 minutos.
  4. Retirar el producto y enjuagarlo con agua corriente.
  5. Secar las joyas y luego limpiarlas con un paño especial de microfibra, fieltro o franela hasta que adquieran un brillo radiante.

Así quedan piezas de joyería de oro de 18k después de ser limpiadas

Bicarbonato

El bicarbonato de sodio ayudará a limpiar el oro de la suciedad, pero no siempre hace frente a las manchas difíciles.

Muy a menudo, se utiliza el bicarbonato siguiendo este proceso:

  1. Coloque papel de aluminio en el fondo de un recipiente pequeño con agua y coloque oro encima.
  2. Caliente agua y agregue bicarbonato
  3. Hervir durante unos minutos
  4. Limpiar con un cepillo
  5. Enjuague con agua corriente y seque

El bicarbonato no se utiliza para limpiar joyas con inserciones, puede provocar el deslustre de las piedras y la solución de bicarbonato también puede dejar residuos blanquecinos en los lugares de difícil acceso de los cierres.

Vinagre

Este método es adecuado para limpiar joyas de oro amarillo y rojo sin inserciones. Puede eliminar la suciedad de una cadena, pulsera o anillo de oro utilizando vinagre de sidra de manzana o vinagre blanco común al 9%, con la adición de bicarbonato de sodio o jugo de limón.

Es importante tener en cuenta que este método es adecuado solo para el oro amarillo y rojo; no se debe utilizar en oro blanco, oro mate o joyas con incrustaciones de piedras.

En algunos casos, bastará con remojar los productos en vinagre durante 10 a 15 minutos y luego enjuagar con agua, mientras que en otros casos será necesario cepillar la superficie con un cepillo de dientes para obtener mejores resultados.

  1. Haz una solución de vinagre. Para ello, mezcle 1 parte de agua con 1 parte de vinagre de mesa al 9%.
  2. Sumerja el producto en la solución durante 5-10 minutos.
  3. Quítate las joyas y enjuágalas bajo el grifo con agua tibia.
  4. Seque y limpie el producto con un paño de microfibra, fieltro o franela hasta que brille.

Peróxido de Hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es otra opción efectiva y asequible para limpiar el oro. Para manchas leves, simplemente puede frotar las joyas con un paño impregnado en peróxido. En casos más difíciles, se sugiere un enfoque más riguroso:

  1. Preparar una solución utilizando 1 vaso de agua tibia
  2. Añadir 30 mg de peróxido de hidrógeno (3%)
  3. Añadir 1 cucharadita de amoníaco
  4. Una pequeña cantidad de jabón líquido

Mezclar bien los ingredientes, sumergir los objetos de oro en la solución resultante y dejarlos en remojo durante 3-5 horas. Posteriormente, enjuagar las joyas con agua corriente y secarlas con una servilleta.

Este método es especialmente eficaz para abordar manchas persistentes y devolverle el brillo a las joyas de oro.

Sal

La sal se utiliza normalmente como complemento de las soluciones de limpieza de vinagre o bicarbonato de sodio.

Debido a la fuerte naturaleza abrasiva de la sal, no recomendamos la limpieza mecánica de artículos de oro blando.

Pasta de dientes

Puedes limpiar el oro oscurecido en casa incluso con la pasta de dientes más común.

Con un cepillo suave, distribuye uniformemente la pasta sobre la superficie de la decoración y elimina la suciedad con movimientos suaves.

Otra opción es limpiar tus joyas con pasta dental

Alcohol

Puede utilizar alcohol medicinal común aplicado en un algodón para limpiar el producto. Este método es efectivo para limpiar joyas de oro amarillo, rojo o blanco, ya sea con o sin inserciones.

Después de tratar las joyas con alcohol, deben lavarse con agua, secarse y pulirse con un paño de microfibra, fieltro o franela hasta que brillen.

Para joyas más complejas, como cadenas caladas o con composiciones específicas, puede emplear una solución de agua y alcohol. Mezcle alcohol y agua en proporciones iguales y sumerja la joya en la solución durante unos minutos. Asegúrese de enjuagar con agua después del proceso.

Ácido cítrico

Se aconseja utilizar ácido cítrico para limpiar joyas de oro rojo o amarillo. A continuación se detalla el procedimiento:

  1. Disuelva 1/4 de cucharadita de ácido cítrico en 200 ml de agua. Asegúrese de que los cristales estén completamente disueltos.
  2. Sumerja aretes, anillos o cadenas de oro en la solución durante 5 a 7 minutos.
  3. Enjuague las joyas bajo el grifo.
  4. Seque el artículo dorado o séquelo con un paño. Después de esto, límpielo por última vez con un paño de microfibra, fieltro o franela para darle brillo.

¡Importante! Los artículos de oro blanco no deben limpiarse con ácido cítrico.

  • Limpiar joyas de oro con piedras preciosas

La limpieza de joyas de oro con piedras incrustadas, ya sea un anillo liso o una joya más compleja, requiere enfoques específicos. Se recomienda utilizar los métodos de limpieza mencionados anteriormente con alcohol, amoníaco, pasta y jabón líquido para asegurar una limpieza eficaz. Es esencial emplear un cepillo suave para limpiar las áreas de difícil acceso.

Al limpiar este tipo de joyas, es crucial prestar atención no solo al estado del oro, sino también a las incrustaciones de piedras preciosas. Aquí hay algunas recomendaciones específicas para diferentes tipos de piedras:

  1. Las joyas con topacio, como anillos u otras piezas de oro con esta piedra, pueden brillar después de remojarlas durante 20 minutos en agua con unas gotas de detergente lavavajillas diluido.

  2. No se deben utilizar ácidos para limpiar joyas con crisólito.

  3. Para aretes con piedras como esmeralda, rubí o zafiro, se puede realizar una limpieza fácil con agua tibia y jabón. Sin embargo, es importante evitar el uso de agua caliente, ya que puede ser perjudicial para estas piedras.

  4. La limpieza de artículos de oro con circonita cúbica se lleva a cabo con amoníaco, pasta de dientes sin abrasivos ni detergente en polvo.

Pendientes con piedras ornamentales


  • Cómo limpiar oro blanco

Una aleación de metales preciosos con cobre, paladio o níquel; especialmente, cualquier tipo de vinagre está desaconsejado.

Para limpiar el oro blanco, se pueden utilizar métodos como agua jabonosa, amoníaco, detergente líquido, pasta o solución de bicarbonato de sodio. Sin embargo, no se debe hervir el oro blanco con incrustaciones, ya que las altas temperaturas pueden debilitar e incluso deformar las áreas donde están unidas las piedras.

En el caso de piedras encoladas, no se recomienda la limpieza mediante inmersión en soluciones acuosas.

Para el oro blanco con diamantes, la limpieza sin contacto con las piedras es posible simplemente limpiándolas con un paño suave, lo cual suele ser suficiente para restaurar el brillo.

En caso de que el brillo no regrese, se puede recurrir a la limpieza con pasta de dientes estándar, seguida de un secado del producto.

Utiliza estos remedios caseros para limpiar tus joyas oro blanco

  • Limpiar una joya con baño o chapado de oro

Por supuesto, en este caso no se pueden utilizar agentes agresivos ni limpieza abrasiva; existe el riesgo de dañar la fina capa de baño de oro.

Es mejor limpiar una cadena , pulsera o anillo bañado en oro de la siguiente forma:

  1. Prepara una solución: 1 litro de agua tibia, 1 cucharadita. virutas de jabón, 5-6 gotas de amoniaco.
  2. Remoja las joyas durante media hora; deben quedar completamente sumergidas en la solución.
  3. Enjuaga con agua corriente, seca con una servilleta o toalla.
  4. Pulir con un paño de gamuza.

  • Limpieza de oro médico

El oro médico es una aleación que incluye latón, plata, cobre, titanio y zinc, aunque no siempre contiene oro, ya que la aleación posee un brillo noble "dorado" de por sí.

Las joyas fabricadas con oro médico son duraderas, resistentes a influencias mecánicas externas y, gracias a una tecnología especial de pulido y pulverización, prácticamente no se oscurecen, mantienen su brillo y no cambian de color.

Si es necesario limpiar este tipo de joyas de la suciedad, se pueden utilizar los siguientes métodos:

  1. Enjuagar con una solución (2 gotas de champú o jabón líquido en 0.5 taza de agua) y limpiar el producto con un cepillo suave.
  2. Para quitar el polvo, se puede limpiar la joya con un bastoncillo de algodón empapado en cerveza, y luego no será necesario enjuagar con agua.
  3. También se puede limpiar la joyería con vinagre de mesa, asegurándose de enjuagar bien con agua corriente posteriormente.

  • Conclusión final

Se recomienda limpiar las joyas una vez cada 2-3 meses. Si no se va a quitar artículos (como un anillo de bodas o aretes), es posible que necesite una limpieza más profunda.

Recomendamos contactar con un taller de joyería. Allí se garantiza que los anillos, pendientes u otras joyas recuperarán su aspecto original eliminando toda la suciedad. El pulido se realiza para eliminar pequeños rayones. Además, el joyero siempre comprueba la resistencia de las piedras si la joya tiene incrustaciones.

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido