TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

CÓMO LIMPIAR ORO CON BICARBONATO

Utilizar bicarbonato de sodio para limpiar el oro en casa con remedios caseros es uno de los métodos más sencillos pero efectivos para devolver el brillo a la superficie de las joyas, ya sean de 10k, 14k o 18k.

Debido al uso continuo, el oro tiende a perder su apariencia y a empañarse. Este fenómeno se debe a la opacidad química en la superficie del metal, así como a abrasiones y arañazos que acumulan suciedad y otras causas naturales.

Por lo tanto, incluso las joyas que se han manejado con cuidado inevitablemente necesitarán ser limpiadas con el tiempo. Existen numerosos métodos tanto profesionales como caseros para limpiar el oro.
Resultado de limpiar una cadena de oro amarillo con bicarbonato sódico en casa.

  • Motivos por los que usar bicarnonato

Existen diversos motivos por los que usar bicarbonato para limpiar tus joyas se convierte en la opción ideal. Algunos de estos motivos son:

  1. Efectividad Probada: Este método demuestra su eficacia, respaldada por numerosas reseñas en línea que confirman su capacidad para purificar el oro.

  2. Reacción Suave: A diferencia de productos químicos más agresivos, el carbonato de sodio reacciona de manera suave con el oro. Otros compuestos como vinagre, amoníaco o ácido bórico pueden dañar fácilmente las joyas.

  3. Menor Riesgo de Daño: Al limpiar con bicarbonato de sodio, el riesgo de dañar la superficie dorada es menor en comparación con métodos de limpieza mecánica. La suciedad acumulada en rayones y poros puede actuar como un abrasivo adicional, causando daños significativos que podrían requerir pulido en un taller de joyería.

  4. Sencillez y Rapidez: No es necesario realizar una preparación especial ni invertir mucho tiempo. La mayoría de los hogares cuentan con bicarbonato de sodio, agua y papel de aluminio, y la solución se puede preparar en cuestión de minutos.


  • Cómo limpiar oro con bicarbonato y vinagre blanco

A continuación, te hacemos una guía para limpiar tus joyas con bicarbonato en casa, remedios caseros que dejaran tu oro como el primer día. Recuerda seguir los siguientes pasos al pie de la letra para conseguir un resultado óptimo.

Guía paso a paso para el proceso de limpieza

Necesitarás bicarbonato, vinagre blanco (opcional), un trozo de papel de aluminio y agua caliente.
INGREDIENTES
DOSIS
Vinagre
Media taza
Agua
300 ml.
Papel Aluminio
30x30 cm.
Bicarbonato
2 cucharas

El procedimiento implica los siguientes pasos:

  1. Forrar el fondo del recipiente de vidrio con papel de aluminio.
  2. Colocar los productos sobre el papel de aluminio.
  3. Disolver bicarbonato de sodio con vinagre blanco en un vaso de agua hirviendo.
  4. Verter la solución resultante en el recipiente con las joyas.
  5. Sacar las joyas y frotarlas con un cepillo de dientes.
  6. Enjuagarlas con agua fría.

  • Cuidado con las piedras preciosas y semipreciosas

Debes tener mucho cuidado al limpiar joyas de oro con piedras. En el caso de las piedras preciosas, se permite el pulido con bicarbonato de sodio, ya que las piedras son mucho más duras y menos susceptibles al estrés mecánico.

Hay que recordar que la sustancia puede dañar la estructura del inserto. Se recomienda prestar especial atención a los minerales porosos y opacos.

  • A tener en cuenta en el proceso de limpieza

Te aconsejamos seguir al pie de la letra los siguientes consejos, siempre te ayudará a realizar una labor exitosa así como a convertir esta tarea en un proceso fácil y rápido para limpiar tu oro desde casa con remedios caseros.

  1. Después de realizar la limpieza del oro, es recomendable cepillarlo con un cepillo de dientes antes de proceder al secado. Este paso debe llevarse a cabo antes de que las piezas se sequen por completo. Si las joyas tienen muchas piezas pequeñas, se pueden dejar en la solución y enjuagar con agua para eliminar la suciedad de manera más efectiva.

  2. Para mejorar la eficacia de la limpieza, es posible revolver el oro en un recipiente. Este proceso puede realizarse manualmente o mediante dispositivos mecánicos. En internet, se pueden encontrar instrucciones para construir un recipiente de lavado especial con un motor que agite y vibre el contenido.

  3. Al ensartar las piezas de oro en algo antes de sumergirlas en la solución

  4. Después de que el oro esté seco, se recomienda frotarlo con un paño de pelo grueso. Esto eliminará por completo la solución de la superficie y proporcionará un pulido adicional.

  5. Limpiar el oro con bicarbonato de sodio es un proceso sencillo, pero es crucial seguir las instrucciones indicadas y tomar precauciones para evitar la presencia de sustancias no deseadas en la solución, así como posibles daños a la superficie de las joyas. Siguiendo estos pasos, se obtendrá oro brillante que lucirá como nuevo, satisfaciendo al propietario y deleitando a los demás.

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido