TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

CÓMO LIMPIAR PLATA CON BICARBONATO EN CASA

Hoy te enseñaremos a limpiar la plata con bicarbonato, papel de aluminio y vinagre. Nunca está demás contar con un conjunto de productos comprobados para la limpieza y pulido de metales preciosos, especialmente cuando se opta por el uso cotidiano de joyas y cubiertos de plata.

No obstante, en situaciones donde estos objetos han perdido su brillo y atractivo debido al deslustre, se presenta una solución rápida para restaurar el esplendor del metal en casa mediante el uso de papel de aluminio y bicarbonato de sodio.

Este método sencillo y eficaz resulta ser una solución práctica para rescatar las joyas de la antiestética pátina negra, requiriendo un tiempo mínimo de ejecución. A continuación, exploraremos la técnica para limpiar plata empleando papel de aluminio y bicarbonato de sodio.
Cómo limpiar plata con bicarbonato en casa, rápido y fácil.
Cómo limpiar plata con bicarbonato en casa, rápido y fácil.

  • Por qué la plata se pone negra

La plata requiere atención y cuidado, aunque no de forma constante, es necesario limpiarla de vez en cuando. Hay explicaciones sobre por qué los objetos fabricados en este metal precioso pierden su brillo y se recubren con una capa negra.

  1. En primer lugar, la plata es un metal "sensible" que reacciona a diversos factores, siendo el azufre el principal irritante para este metal. Es necesario hacer una pequeña aclaración aquí.

    La plata en sí es demasiado maleable y no es adecuada para su uso en la industria de la joyería. Para aumentar su durabilidad y al mismo tiempo preservar su ductilidad, se le añade cobre. Es precisamente el cobre el que reacciona con el azufre, dando lugar a la formación de manchas negras en joyas y cubiertos. De este modo, incluso el aire, debido a su contenido de sulfuro de hidrógeno, puede contribuir al oscurecimiento de la plata.

  2. En segundo lugar, la suciedad, el polvo y la grasa comúnmente presentes pueden cubrir la plata con una capa desagradable. Incluso el sudor humano puede propiciar la aparición de pátina.

  3. En tercer lugar, el contacto frecuente con productos decorativos, de cuidado personal o químicos domésticos también afecta negativamente al color del metal.

Sin embargo, el oscurecimiento es prácticamente inevitable. Por eso, muchas personas se preguntan cómo limpiar la plata de su artículo favorito sin causarle daño.

Si usas con frecuencia cadenas o anillos de plata, te interesará aprender cómo eliminar la negrura de la plata en casa.

Una cadena de plata 925 ennegrecida

  • Métodos para limpiar plata con bicarbonato, papel de aluminio y vinagre

Limpiar plata en casa, incluso dedicándole un máximo de media hora, es posible utilizando elementos que generalmente se encuentran en tu cocina. Los ingredientes necesarios para este método son fácilmente accesibles en cada hogar, y en caso de no contar con ellos, se pueden adquirir fácilmente en la tienda más cercana: bicarbonato y papel de aluminio.

Ahora exploremos opciones de limpieza para manchas leves, medianas y muy graves.

Plata ennegrecida de forma leve

La técnica de eliminar la suciedad con papel de aluminio y bicarbonato de sodio es muy suave, por lo que es adecuada para cualquier artículo de plata y decoración. Para manchas leves y metal deslustrado, esta limpieza será un remedio seguro para eliminar el problema.

  • Preparativos previos:

  1. Escoge platos hondos.
  2. Reúne bicarbonato de sodio, papel de aluminio y vinagre.
  3. Toma medio litro de agua tibia.

  • Instrucciones:

  1. Coloca una capa de papel de aluminio en el fondo del plato hondo y coloca encima las piezas de plata que deseas limpiar.
  2. Espolvorea bicarbonato de sodio de manera uniforme sobre las piezas.
  3. Vierte lentamente agua tibia sobre el bicarbonato de sodio y las piezas de plata.
  4. Deja reposar la mezcla durante 7 minutos.
  5. Enjuaga cuidadosamente bajo el grifo.

Limpieza de joyas de plata con bicarbonato

Plata con suciedad de forma intermedia

La suciedad adherida y la negrura también se pueden eliminar fácilmente con bicarbonato de sodio y papel de aluminio. Otra alternativa puede ser añadir unas gotas de vinagre.

La receta es similar, pero en lugar de agua tibia, vierte agua hirviendo sobre la plata. Un silbido indicará que los componentes han reaccionado. Espera hasta que la reacción termine, retira la plata y enjuaga con agua corriente.

Es importante recordar secar y pulir con un paño suave hasta que adquiera un brillo resplandeciente.

Suciedad fuerte o de difícil limpieza

Dado que es un poco más difícil eliminar las manchas difíciles, necesitaremos un componente adicional: una gota de detergente para lavavajillas o vinagre.

  • Instrucciones:

  1. Toma un cazo pequeño y coloca una hoja de papel de aluminio en la base, asegurándote de dejar suficiente espacio para que cada artículo plateado tenga su propio espacio y no se toquen entre sí.

  2. Prepara una solución. Vierte aproximadamente 40-50 gramos de bicarbonato de sodio en 500 ml de agua caliente y revuelve hasta que el bicarbonato se disuelva.

  3. Agrega 1-2 gotas de detergente para lavavajillas.

  4. Vierte la solución resultante en la sartén con los productos sucios.

  5. Deja que todo repose a fuego lento durante un par de minutos.

  6. Al finalizar, enjuaga los artículos de plata con agua corriente y sécalos para prevenir posibles manchas.

  7. Para pulir la plata, utiliza un paño de franela suave.

Siempre se puede añadir algo de vinagre para que potencia la limpieza de las joyas de plata.

Remedio casero para limpiar tus joyas

  • Ventajas y desventajas de utilizar bicarbonato para limpiar plata

Este método de limpieza no solo elimina eficazmente la negrura y el deslustre, sino que también trata con delicadeza las manchas negras en el metal.

El bicarbonato disueltao en agua limpia la superficie suavemente sin afectar su integridad. La lámina de aluminio, gracias a sus partículas, entra en contacto con la plata, específicamente con el sulfuro de plata, revirtiendo el proceso de oxidación y devolviendo el color blanco metálico a la plata.

Así, estos dos componentes, bicarbonato y papel de aluminio, combaten la suciedad persistente y los depósitos oscuros sin dañar el producto.

Además, este método de limpieza es bastante económico, considerando que ambos componentes son comunes en todos los hogares. Si no están disponibles, se pueden adquirir fácilmente en la tienda más cercana por unos pocos céntimos.

Aunque limpiar la plata con bicarbonato y restaurar el brillo del metal deslustrado es un proceso simple y accesible en casa, es importante tener en cuenta que, a pesar de su eficacia y seguridad, tiene algunas desventajas.

Por ejemplo, no es adecuado para joyas que contienen ciertas piedras, ya que podría dañar tanto la piedra como el producto en sí. Además, si el enjuague no es adecuado, los anillos o aretes podrían volverse turbios.

Es importante secar con un paño

  • Qué pureza es apta para este método de limpieza

Cualquier persona puede restaurar la plata a su apariencia original utilizando el método descrito, ya que no se requieren habilidades o conocimientos especiales. Es suficiente observar correctamente las proporciones y el tiempo de exposición de los objetos de plata en la mezcla resultante.

Este tratamiento es adecuado para cualquier muestra de plata, con la excepción de los productos recubiertos, como los dorados o ennegrecidos.

Para anillos y colgantes fabricados con plata de menor calidad (800, 830, 875), es posible que sea necesario limpiarlos con mayor frecuencia debido al bajo contenido de plata y al alto porcentaje de cobre en la composición, lo que podría llevar a una oxidación más rápida de la prenda.

En el caso de las muestras 925 y 960, tales manipulaciones son menos necesarias; en su mayoría, pulir con un paño suave es suficiente.

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido