TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

PIEDRAS MORADAS, VIOLETAS O LILAS PRECIOSAS Y SEMIPRECIOSAS

El tono púrpura, ya sea morado, violeta o lila, fusiona la serenidad del azul con la vitalidad del rojo, logrando una armoniosa combinación que atrae a numerosos admiradores. Este matiz, uno de los siete presentes en el arco iris, encuentra sus asociaciones más destacadas en la naturaleza con flores como las violetas y la berenjena.

Sin embargo, lamentablemente, los minerales de este distinguido color son escasos en la naturaleza. En las siguientes líneas, exploraremos las diversas gemas que ostentan la tonalidad morada.
PIEDRAS MORADAS
SIGNIFICADO & PROPIEDADES
Zafiro Morado
Se asocia con la compasión, la bondad y la decencia
Diamante Lila
Buena suerte y éxito en el amor pasional
Tanzanita
Lograr el éxito tanto en su carrera como en su vida familiar
Alejandrita
Efecto positivo sobre la creatividad y puede atraer la buena suerte
Amatista
Para los que buscan armonía en sus vidas y en el mundo en general
Espinela Morada
Protegen de peligros, estafadores y fortalecen su intuición
Charoita
La piedra simboliza la sabiduría y el equilibrio
Sugilita
Restaura el estado psicológico de una persona
Almandino
Capacidad de ahuyentar los miedos y eliminar la ansiedad.
Jadeíta Morada
Suerte en los negocios y la vida profesional
Purpurita
Atrae la prosperidad en la vida familiar
Kunzita
Alivia la depresión y el insomnio
Topacio
Deshacerse de los pensamientos negativos y recuperar la confianza
Ametrino
Se cree que mejora la memoria y puede curar las migrañas
Fluorita
La única joya natural que contiene flúor
Lepidolita
Atrae una vida de paz y tranquilidad
Fosfosiderita
Una piedra ideal para los emprendedores que quieren éxito en sus proyectos
Calcedonia
Fortalece la fuerza de voluntad
Tafeíta
Una piedra indicada para personas rodeadas de energía negativa
Apatita
Mineral que se cree que mejora la salud femenina y el bienestar íntimo
Vídeo que habla de la Amatista, probablemente la piedra morada más conocida del mundo.
Amatista, piedra morada por excelencia y la más conocida.

Desde tiempos antiguos hasta el siglo XIX, los tonos violetas fueron símbolo de poder, sabiduría y riqueza.

En épocas pasadas, únicamente las personas con títulos nobiliarios podían permitirse vestir ropas de tonos morados y portar joyas con piedras violetas. Este color aún evoca nobleza y representa estatus.

Los tonos violetas son considerados místicos, posiblemente porque se sitúan en el límite del espectro luminoso, entre los reinos visible e invisible, donde se oculta el misterio y lo desconocido.

Este es el color de los filósofos, poetas, artistas y de todos aquellos que buscan comprender la verdad, el significado y los secretos de la vida.

Las joyas con gemas moradas añaden un toque de sofisticación y elegancia a atuendos tanto casuales como nocturnos, captando la atención. Sin embargo, en comparación con otros tonos, los minerales morados son menos comunes.

  • Información sobre piedras moradas, violetas o lilas

La gema violeta se presenta como un punto intermedio, un equilibrio dorado entre la vigorosa vitalidad de las gemas rojas y la serenidad de los cristales azules. Es asombroso cómo estos minerales fascinantes logran amalgamar características aparentemente opuestas.

Los minerales violetas poseen un significado particular; por ejemplo, carecen de género, fusionando de manera única los principios femeninos y masculinos.

Históricamente, el uso de gemas de color púrpura estuvo reservado durante mucho tiempo a los ministros de la iglesia, ya que este color simboliza la pureza del alma y la sinceridad de los pensamientos.

En términos generales, los tonos violetas son distintivos de minerales que contienen manganeso. La intensidad del color de un cristal tiende a aumentar con el contenido de esta sustancia.

Dentro de los minerales con tonalidades violetas, encontramos muestras tanto preciosas como semipreciosas, así como aquellas de carácter ornamental que no se utilizan en joyería. La diversidad de estructuras y colores presentes en estas piedras puede asombrar la imaginación de cualquiera.

Piedras preciosas, semipreciosas y ornamentales púrpura

Las gemas naturales son evaluadas en función de sus propiedades físicas, color y estructura, siendo que a menor presencia de inclusiones extrañas y defectos en la estructura de un mineral, mayor será su calidad y costo.

Según sus características físicas, apariencia y aplicaciones, los minerales morados se dividen en las siguientes categorías:

  • Piedras Preciosas: Esta categoría abarca cristales con características físicas y químicas excepcionales, raros, duros y duraderos. El valor de una piedra preciosa se determina por su color, "pureza" (ausencia de impurezas innecesarias y burbujas en la composición), transparencia y la presencia de defectos en la estructura. Entre las piedras preciosas de color púrpura se encuentran el zafiro, almandino, kunzita y tanzanita.

  • Minerales Semipreciosos: Son minerales más comunes que pueden presentar diferentes niveles de transparencia. Sus indicadores de dureza y resistencia son inferiores a los de las piedras preciosas. En esta categoría se incluyen la amatista, ametrina, jadeíta, charoita de grado "extra", turmalina y sugilita.

  • Piedras Ornamentales: Esta categoría engloba algunas piedras semipreciosas que carecen de valor para la joyería debido a su coloración, defectos o propiedades físicas y químicas poco expresivas. Aunque no se utilizan en la creación de joyas, encuentran aplicación en la fabricación de artículos decorativos, trabajos de acabado y revestimiento. Ejemplos de piedras ornamentales de color púrpura incluyen la amatista opaca, charoita de grado 1 y 2, y jadeíta.

Tipos de piedras moradas: Nombres, Fotos, Significados & Propiedades

En la naturaleza, existen numerosas variedades de minerales morados que ofrecen una amplia gama de opciones. Estos minerales incluyen tanto cristales preciosos y transparentes destinados a decoraciones reales como piezas ornamentales semipreciosas que pueden embellecer un aspecto cotidiano o agregar colores inusuales a la decoración.

La diversidad de estas piedras naturales permite encontrar opciones que se adapten a diferentes gustos y preferencias, ya sea para fines decorativos o para la creación de joyería.

  • Zafiro morado

Esta joya de alta categoría se presenta en diversos tonos, entre ellos el violeta. Aunque comúnmente se asocia el zafiro con corindones azules, que adquieren su color por impurezas de titanio y hierro, existen otras variaciones del mineral que presentan colores característicos. Un ejemplo destacado es el raro zafiro estrella, reconocido por su efecto de asterismo, convirtiéndolo en la variedad violeta más costosa.

Aunque el mineral por lo general es transparente, existen ejemplares valiosos que son opacos, exhibiendo el fenómeno del asterismo. Estas piedras suelen encontrarse en colecciones privadas. El zafiro transparente con matices violetas se emplea comúnmente en la confección de joyas de oro y platino.

Un zafiro color violeta

El zafiro se vincula con la compasión, la bondad y la rectitud. Se aconseja el uso de joyas con zafiros para los niños, ya que se considera que este amuleto contribuye a forjar su carácter. Los terapeutas de cristales recomiendan los zafiros violetas para aquellos propensos al mal genio, ya que estos cristales pueden ayudar a contrarrestar la agresividad y los arrebatos de ira.

Este mineral se distingue por su transparencia, brillo vítreo y alta dureza, alcanzando un nivel de 9 sobre 10 en la escala de Mohs. Su tonalidad púrpura intensa se atribuye a las impurezas de vanadio en su composición, siendo también conocido como "amatista oriental".

Los zafiros morados son extraídos exclusivamente en Australia.
Zafiro color morado para joyería.

  • Diamante lila

La exclusiva combinación de colores se logra a través de impurezas de hidrógeno. Con una dureza máxima de 10 sobre 10 en la escala de Mohs, una transparencia absoluta y un brillo que rivaliza con el del diamante, esta piedra se destaca como una verdadera joya.

Este diamante, considerado una variedad de fantasía, es excepcionalmente raro y costoso. Solo los cristales de tono verde puro o escarlata superan su precio. Un ejemplar de unos 10 quilates, teñido de rosa con matices lilas, fue valuado en una subasta en 2011 entre 12 y 15 millones de dólares.

  • Tanzanita

El mineral, clasificado como una variedad de zoisita, presenta diversas tonalidades, siendo el azul violeta otorgado por las impurezas de cromo y vanadio. Cuando se expone a la luz eléctrica, la tanzanita adquiere un tono violeta amatista.

Esta piedra preciosa exclusiva se extrae únicamente en Tanzania, de donde deriva su nombre.

A primera vista, la tanzanita se asemeja al zafiro púrpura, pero sus propiedades son únicas. El mineral exhibe un color lila o violeta oscuro, con algunas variedades presentando un efecto alejandrita: bajo la luz artificial, muestran un tono lila, mientras que bajo la luz del día, revelan un matiz azul.

Piedra preciosa de Tanzania

A la tanzanita se le atribuyen poderosas propiedades mágicas y curativas. Brinda inspiración, facilita la resolución de desafíos de la vida, impulsa el crecimiento profesional y la adquisición de experiencia laboral.

Según los litoterapeutas, esta piedra puede aliviar el dolor de espalda, tratar enfermedades de la piel y reducir la presión ocular.

Externamente, la tanzanita comparte similitudes con el zafiro, siendo un mineral transparente con un brillo vítreo. Su nivel de dureza se sitúa por encima del promedio (6,5-7 en la escala de Mohs), y su color abarca desde violeta amatista hasta el azul zafiro.

La variedad violeta de tanzanita se considera un talismán ideal para mujeres jóvenes que aspiran al éxito tanto en sus carreras como en sus vidas familiares.

Cabe destacar que la tanzanita azul desempeñó el papel de la "Piedra del Corazón del Océano" en la famosa película de James Cameron, "Titanic".


Tanzanita púrpura, bonita piedra preciosa.

  • Alejandrita

La alejandrita natural, una variante del crisoberilo utilizada en joyería, no exhibe un tono violeta, pero se incluye en esta selección por razones específicas.

Este mineral raro y camaleónico presenta la propiedad del pleocroísmo, también conocido como el efecto alejandrita. Este fenómeno implica un cambio de tonalidad, pasando de un verde azulado oscuro, verde azulado y verde oliva bajo la luz del día, a un tono rosa frambuesa, rojo violeta y violeta durante la noche o bajo luz artificial.

La alejandrita posee un valor superior al de diamantes, zafiros y esmeraldas incoloras, siendo las variedades rusas reconocidas por su reverso de color más intenso.

  • Amatista

Según la clasificación rusa, la amatista, una variedad de cuarzo, se ubica como una piedra preciosa de IV orden. Esta gema presenta una gama de colores que va desde un lila claro hasta un violeta intenso.

Aunque no se encuentra entre las cuatro piedras preciosas principales, miembros de la familia real británica y celebridades a menudo optan por joyas con amatista para sus apariciones públicas. En especial, la amatista era valorada por representantes de la iglesia, siendo conocida como "la piedra del obispo".

Los especímenes de amatista se extraen en diversos tonos de púrpura, desde el más tenue hasta el más oscuro; los cristales pueden ser transparentes o translúcidos. Los joyeros utilizan amatistas cortadas en sus creaciones y emplean pequeños cristales en bruto para la confección de cuentas y pulseras.

La piedra morada por excelencia en joyería

La amatista luce especialmente hermosa en monturas de plata, y también se utilizan en la creación de joyas de oro.

Desde un punto simbólico, la amatista representa pureza de pensamientos, espiritualidad y altos valores morales. Se recomienda el uso de joyas con amatista para aquellos que buscan armonía consigo mismos y con el mundo, así como para quienes desean deshacerse de malos hábitos.

Para concluir la información sobre esta piedra morada, la antigua Grecia nos legó una hermosa pero triste leyenda:

Cuenta la historia de una bella ninfa de ojos violetas llamada Amethys, quien captó la atención del dios del vino, Dioniso.

A pesar de los intentos de Dioniso por conquistarla, Ametis amaba a un joven músico llamado Sirikos. Enfurecido, Dioniso intentó forzar a la ninfa a casarse con él, pero Ametis buscó la ayuda de Artemisa, la diosa de la caza y su patrona.

Artemisa, compadeciéndose de la joven doncella, la transformó en una estatua transparente y fría. Al ver a Ametis petrificada, Dioniso, entristecido, trató de reanimarla sirviendo vino tinto en una copa.

Aunque la belleza no volvió a la vida, absorbió el vino y resplandeció con una luz violeta. Artemisa, observando lo ocurrido, dotó a esta piedra con un poder extraordinario: proteger contra malas intenciones y prevenir borracheras.
Amatista, la piedra preciosa morada más conocida en joyería.

  • Espinela morada

Esta variante de espinela recibe el nombre de " espinela almandina" y se presenta como un cristal transparente de un tono violeta o rojo violeta intenso, con un notable brillo vítreo.

De acuerdo con el sistema de clasificación ruso, se le asigna la categoría de piedra preciosa de orden III. Los cristales transparentes de espinela obtienen su coloración por impurezas minerales de diversos matices. La espinela morada también es conocida como amatista oriental.

Sus principales yacimientos se encuentran en Sri Lanka, Borneo e India. Junto con las variedades rosa, roja, azul y lavanda, la espinela violeta es considerada la más valiosa.

A pesar de haber sido confundida con corindón durante mucho tiempo debido a que comparten depósitos, la espinela fue identificada como un mineral independiente relativamente recientemente.

La paleta de colores de la espinela abarca todo el espectro, incluyendo tonos rojos, rosa, naranja, amarillo, verde, azul y violeta. Los cristales morados son menos comunes en comparación con los rojos o azules. La espinela púrpura obtiene su color del hierro, siendo conocida como espinela almandina.

Existen diversas variedades de espinela, siendo altamente valorada la espinela violeta que se utiliza activamente en joyería. El precio de 1 quilate de cristal puede oscilar entre 300 y 400 dólares. Se emplea para incrustar joyas de lujo, comúnmente elaboradas con platino u oro caro.

Piedra preciosa de color púrpura

En términos de propiedades curativas, se cree que la espinela puede mejorar la visión, combatir enfermedades infecciosas y aliviar la inflamación. Asimismo, se considera que trae buena suerte y atrae oportunidades favorables en la vida de su propietario.

Desde la perspectiva esotérica, se sostiene que las gemas favorecen a personas honestas, protegiéndolas de peligros y estafadores, y fortaleciendo su intuición.

En la medicina oriental, se sostiene que la espinela influye en el estado emocional del cuerpo, brindando felicidad a su dueño. Los litoterapeutas modernos sugieren que las propiedades curativas de la espinela dependen de su color.

La variedad violeta, por ejemplo, se cree que normaliza el sueño y tiene un efecto calmante.

Es importante tener en cuenta que la espinela puede perder su brillo natural y volverse opaca con una exposición prolongada a la luz solar.

Además, la humedad, el sudor y los productos químicos domésticos pueden afectar negativamente a los cristales de espinela violeta, por lo que se recomienda retirar las joyas con esta piedra durante la actividad física o las tareas domésticas.
Una espinela lila ideal para engarzar en joya.

  • Sugilita

La sugilita (también conocida como lavulita o wesselita) es una piedra encontrada en 1945 y de tipo ornamental que fue descubierta por primera vez en Japón y lleva el nombre del petrólogo japonés K. Suga.

Aunque se le considera gemelo de la charoita, ambas piedras poseen propiedades fisicoquímicas distintas.

El color de la sugilita varía desde el rojo púrpura hasta el lila y el violeta. Este mineral se encuentra en forma de cristales y granos en diversas regiones, incluyendo Japón, Sudáfrica, Australia, Canadá, India y Tayikistán. Las sugilitas africanas, en particular, exhiben un color morado intenso.

Sin embargo, en Sudáfrica y en el desierto de Kalahari se extraen ejemplares verdaderamente valiosos. Se han encontrado depósitos menores de sugilita en países como: Australia; India; Italia; Tayikistán.

Las piedras moradas, gracias a su fascinante color, siempre han sido populares entre magos y curanderos. La sugilita es un talismán fuerte que puede proteger contra las influencias negativas del exterior.

Cabuchón de piedra violeta ornamental

Absorbe cualquier energía negativa que encuentra. También se cree que la piedra llena de determinación a la persona y le otorga éxito en el campo profesional. El talismán es especialmente favorable para personas de profesiones creativas.

También se han estudiado las propiedades curativas del mineral. En primer lugar, la sugilita restaura el estado psicológico de una persona. Puede tratar migrañas y trastornos del sistema cardiovascular.

Sin embargo, no se debe abusar de los efectos del cristal, ya que puede provocar fatiga crónica. La gema es capaz de establecer una conexión energética con una persona. Por tanto, se cree que la propia piedra elige a su dueño. Muy a menudo, la sugilita favorece a Acuario, Virgo y Sagitario.

Pero el cristal no es hostil y no existen contraindicaciones para usarlo. Por lo tanto, la decoración se adaptará a cualquier signo del zodíaco.

  • Charoita

Mineral del grupo de los piroxenos de composición compleja, que incluye impurezas de potasio, bario, estroncio, calcio y sodio, manganeso. El color de la charoita es violeta lila con un patrón único y fascinante de tintes nítidos y suaves de lavanda suave en la superficie.

Tiene una alta resistencia mecánica y no cambia de color incluso cuando se calienta a 10.000 °C. El único depósito de charoita del planeta se encuentra en Rusia, en la frontera entre Yakutia y la región de Irkutsk. La cuota anual de extracción de charoita es de sólo 100 toneladas.

La charoita tiene tonalidades que van desde el lavanda hasta el morado intenso. El único yacimiento del mundo se encuentra en Rusia, en la frontera entre Yakutia y la región de Irkutsk.

Aunque la charoita no es preciosa, sino ornamental, cabe destacar entre las piedras violetas. Una de las ventajas de este mineral es su patrón único. También tiene un brillo sedoso y los mejores ejemplos son translúcidos.

No se han encontrado más yacimientos que contengan depósitos del mineral o sus elementos. La charoita tiene un brillo nacarado. La variedad de vetas de diferentes tonos violetas no permite crear una copia de un mineral natural. Existen varias variedades de charoita.

Piedra de color morada ornamental para joyas

En joyería se utiliza un mineral transparente sin inclusiones extrañas. Estas piedras tienen un patrón particularmente claro. Se utilizan para fabricar joyas de uso diario a un precio relativamente bajo. El mineral con impurezas extrañas se utiliza en la producción de souvenirs.

Como material de revestimiento se utilizan piedras de color púrpura, llamadas charoitita. Este es el tipo de mineral más barato.

La piedra simboliza la sabiduría y el equilibrio. Los talismanes con charoita otorgan prudencia y tranquilidad. Son capaces de desarrollar la intuición y protegerse contra la soledad. Desde la antigüedad se creía que para la armonía en la familia, los nuevos cónyuges debían recibir figuras hechas de este mineral.

Los amuletos que contienen charoita se llaman guardianes de la paz. La charoita favorece a las personas creativas y es adecuada para poetas y artistas.

Además, a menudo se la llama la piedra de la inteligencia. Como todos los cristales de color púrpura, la charoita puede calmar el sistema nervioso y proteger contra el estrés. A menudo se utiliza para tratar enfermedades del sistema musculoesquelético y fracturas.

Este es uno de los pocos minerales que tiene efecto analgésico. Basta con aplicar una piedra en la zona dañada y el dolor desaparecerá.

La gema es adecuada para Libra, Aries, Virgo y Géminis.
Charoita, una piedra ornamental violeta muy bonito.

  • Jadeíta Morada

La jadeíta, compuesta de silicato de aluminio y sodio, se caracteriza por su tono "clásico" verde, aunque en la naturaleza también se encuentran ejemplares con colores lavanda y violeta. Esta piedra dura, resistente y duradera, que presenta tonos inusuales debido a la erosión en condiciones de superficie o al refinamiento (calentamiento) de jadeítas extraídas en Birmania.

  • Purpurita

La purpurita, por otro lado, es una piedra semipreciosa translúcida u opaca que muestra una variedad de tonos rojos, desde el rosa "grueso" hasta el lila o el violeta intenso. Se trata de un mineral quebradizo con una dureza media (hasta 4,5 en la escala de Mohs) y brillo metálico.

Además, exhibe un efecto pleocroísmo, cambiando de color de púrpura a gris verdoso cuando se expone a la luz.

Piedra semipreciosa de color violeta

  • Almandino Violeta

Almandino es el nombre que recibe la variedad más valiosa de la gema granate. Este cristal exhibe una notable dureza, solo superada por el zafiro. Se extraen estas piedras preciosas en distintas regiones, como Finlandia, Australia, Sri Lanka y Madagascar.

También se encuentran depósitos de cristales en países como India, Brasil, Canadá, Tanzania, Estados Unidos, Austria, Japón y la Península Celta.

A diferencia de otras variantes del granate, el Almandino simboliza una sensación de serenidad y devoción, a pesar de evocar la pasión. Su energía emana positividad y se cree que puede brindar protección contra contratiempos durante los viajes.

Además, el Almandino tiene la capacidad de disipar miedos y tristezas, razón por la cual se recomienda a personas altamente emocionales llevar joyas que lo incorporen.

Es la variedad de granate más duradera, y la saturación del color depende del contenido de hierro. Cuanto mayor sea el contenido de este metal, más brillante y "espeso" será el tono del almandino. Se extraen cristales de diferentes tonalidades de rojo, carmesí y cereza, y a veces se encuentran piedras casi negras.

Además, el tipo más común de almandinas tiene un color rojo violeta.

Según los esoteristas, la mezcla de violeta le otorga al almandino la capacidad de ahuyentar los miedos y eliminar la ansiedad.
Almandino o granate purpura, una piedra preciosa poco conocida pero muy bonita.

  • Topacio

El topacio violeta es una piedra semipreciosa que destaca por su transparencia ideal y su fuerte brillo cristalino. La mayor parte de este topacio morado se extrae en Brasil. El color del mineral es tenue y delicado, más parecido a un tono lila.

Se aconseja proteger las joyas con este tipo de topacio de la luz solar directa, ya que la exposición puede provocar que el mineral se desvanezca.

Desde la perspectiva de la litoterapia, se recomiendan las joyas con topacio morado para personas que padecen anemia, depresión y estrés. Se cree que la piedra puede ayudar en disfunciones del sistema nervioso, enfermedades articulares y trastornos del sistema hormonal.

Una piedra en bruto de topacio color purpura

Entre las propiedades mágicas atribuidas al topacio violeta se incluye la capacidad de eliminar pensamientos negativos y restablecer la confianza en uno mismo.

  • Fluorita

La purpurita, por otro lado, es una piedra semipreciosa translúcida u opaca que muestra una variedad de tonos rojos, desde el rosa "grueso" hasta el lila o el violeta intenso. Se trata de un mineral quebradizo con una dureza media (hasta 4,5 en la escala de Mohs) y brillo metálico.

Además, exhibe un efecto pleocroísmo, cambiando de color de púrpura a gris verdoso cuando se expone a la luz.

Piedra de color lila en el topo púrpura

  • Kunzita

La gema de color púrpura conocida como kunzita fue descubierta a principios del siglo XX y lleva el nombre del naturalista George Kunz, quien la identificó.

Hasta principios del siglo XX, este mineral se clasificaba como amatista, y solo en 1902 se examinó cuidadosamente su estructura, revelando que pertenecía a la espodumena.

La mayor parte de la kunzita natural no es adecuada para el procesamiento de joyas, ya que es un cristal opaco de baja calidad. Solo un pequeño porcentaje de estas piedras llega a la industria de la joyería.

La kunzita se asocia con favorecer a personas creativas, ayudando a realizar talentos y contrarrestando la envidia y otras negatividades. Además, ayuda en la concentración, el pensamiento serio bajo estrés, alivia el insomnio y tiene un efecto positivo en el sistema cardiovascular.

Aunque no todos los tipos de kunzita son preciosos, las muestras utilizadas en joyería provienen de países como Afganistán, Estados Unidos (California), Brasil y Pakistán, así como de la isla de Madagascar.

Piedra preciosa lila con mucha enigmática.

Esta gema transparente y pura es altamente valorada por joyeros y coleccionistas de todo el mundo, aunque su procesamiento es desafiante. La kunzita es frágil y difícil de trabajar, lo que la hace rara y cara en el mundo de la joyería.

Parte del mineral que no es adecuada para la elaboración de joyas se utiliza en aplicaciones industriales, siendo parte integral de la producción de litio y aportando brillo y mejorando la reflectividad del vidrio cuando se utiliza en su elaboración. Los monocristales de forma y color especiales son premios codiciados por los coleccionistas.

Durante los cien años de conocimiento del mineral, se ha observado su efecto positivo en los propietarios. El uso de kunzita se asocia con la paz y la armonía, revelando rasgos positivos en el carácter de quien la posee.

Se cree que regalar este cristal a un niño como juguete puede influir en su desarrollo hacia la bondad y decencia. Los litoterapeutas recomiendan esta gema violeta a personas con enfermedades cardiovasculares, y es especialmente favorable para Tauro, Leo y Escorpio, según la creencia popular.
Piedra preciosa lila con mucha enigmática.

  • Tafeíta

La tafeíta es un cristal transparente o translúcido, muy duro (hasta 8.5 sobre 10), pero quebradizo. Se presenta en tonos como rosa lila, verde e incoloro. La subespecie malva se conoce como "ferotaaffeita" y obtiene su color de impurezas de hierro en su composición. La tafeíta, independientemente del color, exhibe la propiedad de doble refracción. Es una gema rara, y solo unos pocos ejemplares tienen valor de joyería, con un costo inicial de al menos 1,000 dólares estadounidenses por quilate sin límite superior.

  • Apatita

La apatita violeta comparte características físicas y químicas con otras apatitas, como una dureza media (5 sobre 10), brillo vítreo o graso, y baja densidad (3.4 g/cm3). Se extraen cristales violetas en Estados Unidos (California), Portugal y Alemania, y el peso medio de las piedras rara vez supera los 2 quilates.

La apatita es un tipo de piedra lila

  • Calcedonia

La calcedonia es una variedad ornamental de fibra fina de cuarzo en colores como azul, amarillo o gris. Puede ser opaca o translúcida con un brillo mate o ceroso. A las variedades de tono azul lila se les llama zafiros. Se cree que la calcedonia violeta tiene propiedades mágicas más pronunciadas, ya que se cree que aclara la mente y fortalece la fuerza de voluntad.

  • Fosfosiderita

La fosfosiderita es una gema rara de origen ígneo, translúcida o transparente, con un brillo agradable y discreto. Sus colores primarios incluyen violeta claro, lila, lavanda y violeta, así como tonos menos frecuentes como melocotón, azul, marrón amarillento o verde grisáceo. La variedad más cara es el color lavanda, y en Rusia, se extrae en la región de Samara.

Laa fosfosiderita es una piedra ornamental morada

  • Ametrino

La ametrina es una gema fascinante que se caracteriza por una distribución caótica de tonos, con segmentos alternados de violeta intenso, lila y lila, junto con segmentos de naranja dorado, melocotón dorado y amarillo.

Esta combinación única es el resultado natural de la mezcla de amatista y citrino.

Según los geólogos, el volumen de reservas exploradas de ametrina se estima suficiente solo para los próximos 25 a 30 años, lo que sugiere que el costo de esta gema puede aumentar en el futuro.

Encontrar ametrina auténtica en el mercado de la joyería no es una tarea sencilla. Solo algunas casas de joyería, como la de Maxim Demidov, dan vida a este cristal policromado natural. Los artesanos valoran la pureza, el tamaño considerable y el color original de la ametrina.

Ametrino, una piedra bicolor siendo uno de los colores el violeta.

Se considera que la mezcla igual de amarillo y violeta es el tono más deseable de ametrina, como en el conjunto "Magic Duet".

El fascinante juego de tonos opuestos, la suavidad de los matices y las transiciones sutiles de color en estas piedras preciosas son la base de la magia sobrenatural de los minerales.

Además, se considera un excelente antidepresivo que solo produce emociones positivas.

En el ámbito de la magia y el esoterismo, los tonos dorados se asocian con la felicidad y la riqueza, mientras que los tonos morados se relacionan con la sabiduría.

Muchos practicantes espirituales atribuyen a la ametrina propiedades como compartir energía positiva con el propietario, encontrar inspiración e incluso ayudar a tener sueños proféticos.

La ametrina también ha atraído la atención de los curanderos tradicionales. Los litoterapeutas sostienen que mejora la memoria, puede aliviar las migrañas, fortalecer los sistemas inmunológico y nervioso, aliviar el insomnio y ayudar a purificar la sangre.

En resumen, la ametrina es una gema que no solo encanta con su belleza, sino que también se valora por sus propiedades místicas y curativas.
Ametrino, una piedra bicolor siendo uno de los colores el violeta.

Propiedades de las piedras moradas

Las gemas moradas o lilas cautivan con la exquisita belleza de su color, y las joyas que las incorporan te conquistan a primera vista; resulta complicado apartar la mirada de su esplendor.

Aunque las piedras púrpura son escasas en la naturaleza, entre ellas puedes seleccionar la más idónea: las joyas que incorporan la piedra adecuada se transformarán en un talismán de confianza.

  1. Proporcionar un impulso adicional de vitalidad. Un talismán cuidadosamente elegido, adornado con un mineral púrpura, literalmente infundirá energía en su portador. Estas joyas pueden ser usadas de manera constante o empleadas como un recurso de emergencia durante momentos de desánimo y debilidad.

  2. Ejercer una influencia beneficiosa en el sistema nervioso. Los minerales violetas poseen propiedades tranquilizadoras que contribuyen al equilibrio emocional. Las joyas con piedras de tonalidad violeta son altamente recomendadas para aquellos propensos al pesimismo, la depresión y la melancolía.

  3. Mitigar la agresividad. Los cristales promueven la paz y la serenidad, suavizando las aristas y siendo una opción aconsejable para aquellos con temperamentos irascibles.

  4. Fomentar positivamente la creatividad. Las piedras talismán inspirarán a su poseedor, facilitando la materialización de las ideas creativas más audaces y fortaleciendo la intuición.

  5. Ofrecer protección y guiar hacia decisiones acertadas. Estas piedras deben ser llevadas por individuos cuyas ocupaciones conlleven riesgos y una gran responsabilidad, actuando como un amparo que favorece la toma de decisiones correctas.

Propiedades espirituales y mágicas de las gemas púrpuras

Cada variedad de minerales violetas posee propiedades mágicas únicas que afectan a las personas de manera distinta. Sin embargo, también comparten cualidades mágicas comunes, tales como:

  1. Contribuir al fortalecimiento de la intuición y la revelación de habilidades extrasensoriales.
  2. Ayudar a expandir horizontes y absorber una gran cantidad de información nueva.
  3. Proteger la paz y la armonía en la familia.
  4. Brindar protección a las personas que desempeñan profesiones peligrosas.

A menudo, los practicantes de las artes mágicas recurren a las piedras violetas cuando necesitan recargar energía en rituales complejos o buscan ayuda para establecer conexiones con otros mundos.

Estos minerales violetas también son útiles para trabajar y equilibrar los flujos de energía en el séptimo chakra, conocido como el Chakra de la Corona o Sahasrara.

Es importante destacar que solo las piedras de origen natural poseen propiedades mágicas. Los cristales refinados son considerablemente más débiles, y los análogos artificiales solo pueden actuar como decoración.

Propiedades curativas de las piedras lilas

Los minerales violetas tienen una principal "especialización" curativa en el cerebro y el sistema nervioso humano, así como en la piel. Además de armonizar el estado psicoemocional del propietario, aliviar dolores de cabeza y tratar problemas dermatológicos, ciertas variedades también presentan propiedades medicinales adicionales, por ejemplo:

  1. Apatita: Beneficiosa para el tracto digestivo.
  2. Charoita: Útil en enfermedades renales, lesiones y afecciones crónicas.
  3. Jadeíta: Ejerce un efecto rejuvenecedor y curativo general en el cuerpo.
  4. Tanzanita: Fortalece los ojos.
  5. Kunzita: Fortalece el sistema cardiovascular.

El zafiro, por su parte, actúa como un "asistente universal", fortaleciendo y curando todo el cuerpo, además de potenciar el efecto de los medicamentos.

Para qué tipo de persona son las piedras violetas

Es posible que hayas notado que experimentas diferentes estados de ánimo según el color predominante en tu entorno o en tu vestimenta: algunos tonos generan una sensación de calma, otros estimulan la creatividad y algunos infunden energía.

¿Qué influencia ejercen las joyas con gemas de color morado en el propietario y cómo afectan a quienes lo rodean?

El púrpura en general se erige como el color del alma y la espiritualidad, asociado con el misticismo y la magia. Simboliza lo infinito, la imaginación y la creatividad. Estos matices son particularmente apreciados por aquellos inclinados hacia lo místico y lo introspectivo.

En tiempos pasados, numerosos líderes y miembros de la realeza elegían este color como indicativo de su elevado estatus.

Este color resulta propicio cuando se busca adentrarse en los propios pensamientos y apaciguar las emociones tumultuosas. Facilita la realización y aprovechamiento del potencial oculto de cada individuo. El púrpura brinda una sensación de seguridad, mitigando temores y dudas.

Se recomienda especialmente para aquellos propensos a la excitabilidad emocional. Además, el color púrpura se atribuye a la intuición y perspicacia.

Soñar con piedras de tonos violeta o morado

Los sueños en los que aparecen gemas de tonos violetas o lilas se interpretan en función de los detalles que los acompañan:

Encontrar un cristal precioso y sin defectos: Indica la resolución de problemas acumulados y recuperación.

Probarse, usar o recibir joyas con amatista como regalo: Sugiere elevar tu vida a un nuevo nivel. En el caso de un anillo, el sueño puede indicar la presencia de un admirador secreto que pronto se revelará, aunque el romance podría ser brillante pero de corta duración.

  1. Un producto con topacio púrpura: Presagia éxito en los negocios, la carrera y asuntos comerciales. Con amatista, puede indicar reconocimiento al mérito, mejora de la situación financiera y crecimiento profesional.

  2. Piedras artificiales de color púrpura: Sueñan con la manifestación de problemas psicológicos y dificultades en las relaciones.

  3. Esparcir, perder o dejar caer una gema violeta: Indica injusticia, lo que provocará un fuerte resentimiento.

  4. Mirar joyas con un cristal violeta sin ponérselas: Puede sugerir que quien tuvo el sueño se separará de un ser querido, pero la separación fortalecerá la relación en lugar de destruirla.

En general, al interpretar sueños sobre piedras moradas y productos con ellas, es crucial centrarse en la percepción del sueño y las sensaciones asociadas.

Si el estado de ánimo en el sueño es positivo, puede prever cambios positivos. Por el contrario, si las sensaciones son negativas, es recomendable prestar atención a la interpretación negativa y prepararse para posibles desafíos.

8 datos interesantes de las piedras púrpura

Estos son los 8 puntos que creemos que debes conocer acerca de las gemas moradas, violetas o lilas.

  1. Al igual que en el ámbito de las pinturas, la tonalidad violeta en los minerales surge de la combinación específica de ciertos componentes; en ocasiones, tan solo 1-2 elementos químicos son responsables de conferir el matiz correspondiente.

  2. La amatista, cuyo nombre se traduce del griego antiguo como "no borracha", estaba vinculada en la creencia antigua de que esta piedra asistiría a los comensales en evitar la embriaguez y conservar la claridad mental.

  3. La alejandrita, bautizada en honor a Alejandro II, fungió durante mucho tiempo como un talismán para el emperador, incorporada en un anillo. A pesar de ocho intentos de atentados contra la vida del monarca, siete de los cuales resultaron fallidos, Alejandro siempre estuvo resguardado por su anillo. El último intento tuvo consecuencias trágicas; ese fatídico día, el emperador casualmente no llevaba consigo su talismán.

  4. En el ámbito de las joyas históricas con gemas moradas, sobresalen el conjunto de amatistas de María Antonieta, que incluye tiara, anillo, pendientes, collar y dos pulseras, así como el regalo de Napoleón: la tiara transformable de amatista de Josefina, actualmente en posesión de la familia real sueca.

  5. El diamante morado y el zafiro ostentan el título de las piedras más duras en esta tonalidad. El zafiro, ubicado a tan solo 1 punto del líder en la escala de diez, y la alejandrita, a medio punto del líder, son notables en este contexto.

  6. Aunque pocos lo conocen, la charoita, al igual que la malaquita, se considera un símbolo de Rusia. Durante su visita oficial al país, la actriz Sharon Stone adquirió joyas con malaquita y charoita, simbolizando de manera única a Rusia.

  7. El efecto raro del asterismo, que se manifiesta como una estrella de seis o doce rayos en la superficie de la piedra, suele atribuirse a inclusiones de rutilo en forma de agujas muy finas, dispuestas en un ángulo de 60 o 120 grados. Para resaltar la belleza de esta piedra, se la corta en forma de cabujón.

  8. ¿Cuánto podrían costar las joyas con espinela, que no se encuentran dentro de la categoría principal de piedras preciosas? En una subasta de Sotheby's, por ejemplo, unos pendientes de platino con espinelas violetas ovaladas, que pesaban 35,75 quilates y estaban rodeadas de diamantes incoloros, se vendieron por 53.125 dólares.

Piedras moradas en joyas

Las piedras violetas exhiben una apariencia lujosa en una amplia variedad de joyería, desde collares, tiaras y pulseras hasta anillos, aretes y gemelos.

Los cristales preciosos y semipreciosos con tonos violetas intensos se combinan a la perfección con metales preciosos de tonos fríos, otorgando una elegancia innegable. Estos elementos complementan de manera ideal un look formal, elevando cualquier atuendo al epítome del lujo y el estilo.

Estas piedras violetas destacan especialmente en joyería nocturna y se complementan muy bien con la plata, siendo una opción democrática adecuada tanto para celebraciones como para la vida cotidiana.

Para lograr una apariencia espectacular y elegante con un toque de lujo, se recomienda utilizar joyas con gemas moradas en combinación con un guardarropa en colores neutros como negro, blanco, gris o beige. Los cristales violetas, lilas y lavanda también armonizan bien con la ropa de colores fríos.

Es importante tener precaución al combinar violeta con tonos del espectro cálido para evitar que la imagen resulte demasiado brillante o "voluminosa". Agregar elementos en tonos neutros a esta combinación puede equilibrarla de manera efectiva.

No se aconseja combinar piedras violetas con otras gemas lilas, lavanda o violetas, así como con cristales naranjas, amarillos y negros.


Cómo cuidar de tus piedras moradas

Para cuidar adecuadamente una gema violeta, es fundamental familiarizarse con sus propiedades fisicoquímicas. Las siguientes recomendaciones universales son aplicables a casi todas las variedades:

  1. Proteger de caídas, impactos y otros golpes fuertes: Evitar exposiciones a situaciones que puedan causar daño mecánico.

  2. Evitar la exposición prolongada a la luz solar directa o radiación ultravioleta: La radiación ultravioleta puede decolorar los cristales, por lo que es importante protegerlos de la luz solar directa.

  3. Guardar en una caja o bolsa hermética de material blando: Almacenar la gema en un entorno seguro ayuda a prevenir arañazos y daños.

  4. Proteger de la exposición a productos químicos agresivos: Evitar el contacto con sustancias químicas que puedan dañar la gema.

  5. Evitar el uso en entornos como la playa, la piscina o la casa de baños: También es recomendable quitarse las joyas durante actividades físicas intensas.

  6. Para eliminar la negatividad acumulada en una piedra: se puede enjuagar periódicamente con agua corriente fría, preferiblemente agua del grifo.

Las gemas moradas, con su capacidad para fascinar, pacificar y despertar pensamientos profundos, son joyas especiales. Sin embargo, es importante destacar que la conexión entre la energía del propietario y la del mineral determina la armonía.

Cuando esta armonía se logra, la gema no solo se convierte en un elemento lujoso de cualquier atuendo, sino también en un amuleto insustituible lleno de la magia de la naturaleza terrenal y las profundidades cósmicas.


Conclusión Final

El lujoso y enigmático color púrpura atrae la mirada y brinda un breve respiro del bullicio de la realidad circundante. Su escasa presencia en la naturaleza le confiere un valor y atractivo excepcionales.

Las gemas moradas naturales no solo exhiben una belleza única, sino también propiedades mágicas distintivas.

Entre ellas se encuentran desde los cristales preciosos más raros hasta las gemas ornamentales y semipreciosas más asequibles, brindando la posibilidad a cada individuo de encontrar su propio talismán púrpura natural.

La característica principal que distingue a los cristales violetas de otras piedras naturales es su rareza.

Estos minerales suelen extraerse en cantidades limitadas, lo que incrementa significativamente su valor y los convierte en objetos de lujo. Incluso aquellos minerales de tonos violeta, lavanda y lila más accesibles desprenden una elegancia innegable, independientemente de su valor económico.

Debido a su color fascinante, su valor y su rareza, los cristales de color púrpura han sido considerados durante mucho tiempo como un distintivo de las personas investidas de poder.

Otros colores:

Regreso al contenido