TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

TIPOS DE ORO Y DIFERENCIAS ENTRE ELLOS

La humanidad siempre ha tenido una relación especial con el oro. El metal precioso amarillo dominó la tierra, hizo historia en países y continentes enteros e influyó en el destino de pueblos y naciones.

La historia no puede dar un marco temporal exacto durante el cual el oro empezó a ser utilizado por el Homo sapiens, convirtiéndose en el principal instrumento de influencia social y política.


DIFERENTES TIPOS DE ORO
Tipos de oro según el colorTipos de oro según la función
Tipos de oro según los quilates
Amarillo
Monerario
24K
Rojo
Comestible
22k
Rosa
Pan de oro
20k
Blanco
Oro laminado
19k
Verde
Coloidal
18k
Azúl
Soplado
15k
Violeta
Médico
14k
Marrón
Galés
12k
Negro
Turco
10k
Otros
Dubai
9k
Tipos de oro que existen en el mercado.
Tipos de oro que existen en el mercado.

  • Tipos de oro por color

El oro, en su forma pura, es amarillo brillante, pero se puede encontrar en una variedad de colores cuando se mezcla con otros metales o se trata de ciertas maneras.

Las variedades de oro se utilizan activamente en muchas áreas de la vida humana. Además de en el sistema financiero y de joyería habitual, este metal noble se utiliza en la industria, por ejemplo, en la electrónica y la tecnología espacial, en la medicina, especialmente en la odontología, en la cosmetología y en la cocina.

Sin embargo, algunas aleaciones, aunque parezcan oro, en realidad no lo son.

Es importante tener en cuenta que los colores del oro pueden variar entre los fabricantes y joyeros, ya que las mezclas específicas de metales y los tratamientos de superficie pueden diferir.

Además, algunos colores, como el oro negro y el oro azul, a menudo son el resultado de tratamientos superficiales y pueden desgastarse con el tiempo.

Aquí hay algunos colores de oro comunes:

Oro amarillo

El más tradicional es el metal amarillo. Al mismo tiempo, el color amarillo del oro puro 999 es el más saturado y brillante.

Sin embargo, el oro en la naturaleza no es necesariamente de este color. Por ejemplo, las pepitas que contienen una gran cantidad de impurezas pueden tener un color bastante inesperado.

Pero la arena dorada y las motas de oro de otros minerales a menudo se distinguen por un tinte amarillo brillante, por el que son fáciles de reconocer.

Además del color habitual, se están volviendo populares las joyas de oro en una amplia variedad de colores, a veces inesperados. La introducción de una determinada aleación en la aleación es lo que determina el color del oro en la joyería.

Colgante de oro amarillo

Las aleaciones amarillas suelen contener plata y cobre. El tono del dorado dependerá del porcentaje de ligadura.

Aumentar la proporción de cobre aporta suavidad y calidez al color. Si predomina en la composición de la aleación, la aleación adquiere un tinte rojo.

Oro rojo

Para que el oro brille con tonos oscuros y nobles, se incluye una aleación de cobre en la aleación. Durante mucho tiempo se ha observado que la presencia de cobre en una aleación tiene un efecto positivo en la calidad de la aleación terminada.

Las joyas y los productos elaborados con este oro tienen la resistencia necesaria, son resistentes a daños mecánicos y fáciles de usar. En el oro rojo, la aleación de cobre es del 50%, por lo que la aleación tiene un aspecto francamente rojizo.

Oro rosa

El color rosa en el oro se logra principalmente mediante la adición de cobre a la aleación de oro. El cobre es el metal que aporta el tono rosado o rojizo al oro. Sin embargo, en algunos casos, también se puede agregar plata para ajustar el color y obtener diferentes tonalidades de oro rosa.

La proporción exacta de oro, cobre y plata puede variar según la receta específica de la aleación utilizada por el joyero o fabricante.

En resumen, el oro rosa generalmente se compone de oro puro mezclado con cobre y, en algunos casos, con un toque de plata. La variación en las proporciones de estos metales permite obtener diferentes tonalidades de oro rosa, desde un tono más suave hasta un rosa más intenso.

Anillo elaborado con oro rosa de 18k

Es importante destacar que no hay una fórmula única para el oro rosa, y los fabricantes pueden tener recetas personalizadas para lograr el color deseado.

Oro blanco

Menos popular es el oro blanco, que tiene un característico tono de acero frío. Sin embargo, los joyeros utilizan activamente este metal para fabricar joyas caras que incluyen piedras preciosas y diamantes.

El engaste de oro blanco aporta más expresividad a las piedras preciosas. El oro con un tono blanquecino se obtiene combinando oro fósil con una aleación de metal blanco y paladio.

Hay aleaciones preciosas donde hay una aleación de níquel o una pequeña cantidad de platino. Las aleaciones que contienen platino son las más caras, pero en términos de calidad, este oro es el más duradero y resistente al estrés mecánico.

Los artículos de lujo y las joyas elaboradas hábilmente con oro blanco lucen ricos y lujosos y mantienen su atractivo durante mucho tiempo. El oro blanco, que se obtiene combinando con níquel, es el metal precioso de menor calidad.

La presencia de una aleación de níquel confiere al oro blanco un tinte ligeramente amarillento. Las joyas más baratas que no tienen mucho valor comercial están hechas de ese oro.

Oro verde

El oro verde oliva pálido es una mezcla de oro y plata, con un contenido de plata superior al 30%, lo que elimina el tono amarillento del metal.

Se pueden lograr tonalidades más intensas y oscurecidas de verde al agregar cadmio y zinc a la aleación.

Sin embargo, estos productos suelen ser bastante frágiles. Además, se debe tener precaución con el cadmio, ya que es un metal tóxico, y se recomienda evitar el contacto prolongado con él.

Debido a estas consideraciones, aunque las joyas elaboradas con estas aleaciones verdes son hermosas, no son adecuadas para un uso diario.

Un tipo de oro con tonalidad verdosa

Oro azúl

La composición química específica del oro azul a menudo se mantiene como un secreto entre los joyeros, ya que estos productos son exclusivos y originales.

Se cree que el color único se logra mediante la adición de cobalto, acero y cromo.

En el primer caso, la tonalidad resulta más delicada, con matices azules.

Una aleación de oro e indio (con un contenido de 46% y 54%, respectivamente) también puede adquirir un tono azul, pero tiende a tener un tinte grisáceo. Por otro lado, cuando se alea con galio, se obtiene un delicado oro azul.

El oro azul no es conocido por su durabilidad ni resistencia al desgaste, por lo que rara vez se utilizan para fabricar productos individuales. Más comúnmente, estas aleaciones se emplean como inserciones en la joyería.

Oro violeta

El oro adquiere un color púrpura brillante cuando se le añade una mezcla de aluminio o potasio. También se obtienen tonos lila o amatista. Este color solo está disponible para productos con estándar 750.

Oro marrón

Uno de los tipos técnicos comunes de metales preciosos es el oro marrón.

Aquí, la composición de la aleación está dominada por la aleación de cobre, y en un gran porcentaje.

También están presentes paladio y metal blanco (plata), lo que proporciona a la aleación características de alta resistencia. Este metal se utiliza en relojería para fabricar piezas de relojes. En la industria de la joyería, este color marrón dorado (750 y 585 quilates) prácticamente no se utiliza.

El coste del oro marrón es elevado y las pocas piezas de joyería adornadas con piedras preciosas lucen excelentes.

Oro negro

El llamativo oro negro se ha convertido en una de las tendencias de moda en la fabricación de joyas. Esta intrigante aleación está formada por oro, cobalto y cromo.

La obtención de una aleación de alta calidad es un proceso bastante complejo, ya que mezclar estos componentes resulta desafiante.

Otra técnica para lograr el color negro es aplicar una fina capa de rodio o rutenio a la superficie del producto.

De esta manera, la joya adquiere un tono oscuro y rico de manera uniforme. La superficie puede ser mate o brillante, según la preferencia.

Aunque las joyas de oro negro son elegantes y duraderas, suelen tener un precio elevado.

Baño de rodio

El baño de rodio es una técnica comúnmente utilizada en la industria de la joyería para cambiar o mejorar el color de los productos de oro.

El rodio es un metal del grupo del platino que tiene un color blanco plateado y es conocido por su resistencia a la corrosión y su brillo. Al aplicar una fina capa de rodio sobre una aleación de oro, se puede lograr el aspecto del oro blanco.

El proceso de baño de rodio implica sumergir el objeto de oro en una solución que contiene rodio. Aquí hay algunos puntos clave sobre este proceso:

  1. Limpieza: Antes de aplicar el baño de rodio, el objeto de oro debe limpiarse a fondo para garantizar una adherencia adecuada del rodio.

  2. Sumergir en la solución de rodio: El objeto se sumerge en una solución que contiene sales de rodio. Luego se aplica una corriente eléctrica para depositar una capa delgada y uniforme de rodio sobre la superficie del objeto.

  3. Secado y pulido: Después de que se ha aplicado el rodio, el objeto se seca y se puede pulir para mejorar el brillo y la apariencia.

El baño de rodio no solo se utiliza para cambiar el color del oro a blanco, sino que también se utiliza comúnmente para mejorar la durabilidad, resistencia a los arañazos y brillo de las joyas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que con el tiempo, la capa de rodio puede desgastarse, y es posible que sea necesario volver a aplicar el baño para mantener el aspecto original.

Oro combinado

Los productos que combinan varios tipos de oro han ocupado legítimamente su nicho en el mercado de la joyería. Experimentar con colores y formas permite a los diseñadores crear joyas elegantes e interesantes.

Las tecnologías modernas permiten combinar perfectamente oro de diferentes colores en un solo producto. También pueden ser inserciones de metal de un color en otro o elementos individuales combinados en un producto.

La mayoría de las veces se combinan oro amarillo, blanco y rojo. Es común incrustar estos productos con piedras preciosas. También hay opciones más complejas. Por ejemplo, un inserto de oro negro, que añadirá sofisticación a la decoración.

El oro combinado se ha vuelto muy popular para la confección de alianzas de boda.

Una gran cantidad de formas y combinaciones de colores posibles le permiten desarrollar un diseño original y no estándar de anillos de boda.
Ejemplo de un collar fabricado en oro rosa.

  • Tipos de oro según su uso

En el mercado, se pueden encontrar diversos tipos de oro, más allá de la pureza y el color. A continuación, te dejamos una lista con todos los tipos de oro que puedes encontrar en la sociedad, fuera del ámbito joyero.

Oro monerario

En líneas generales, el oro monetario se refiere a la reserva de un país destinada a situaciones difíciles. Este metal se almacena físicamente en bóvedas en forma de barras, láminas y monedas estándar, y posee un estándar de pureza elevado, oscilando entre 995 y 1000.

Es imperativo que cuente con certificados de calidad y marcas del fabricante.

Históricamente, la moneda nacional en circulación solía respaldarse por el volumen de esta reserva de oro. Aunque en tiempos recientes, el papel del oro ha sido eclipsado en cierta medida por el dólar, sigue siendo la moneda internacional universal.

En caso de un colapso del sistema del dólar, su importancia persistirá. Además, en situaciones de crisis financiera nacional, el oro puede ser hipotecado o vendido, y los fondos obtenidos se pueden emplear para la recuperación económica.

Un tipo de oro que existe en el mercado

Oro comestible

En determinadas circunstancias, el oro puede ser apto para el consumo humano. En este caso, se emplea oro comestible puro, cuya idoneidad y calidad están respaldadas por el correspondiente certificado. Este consiste en un 96% de oro y el restante 4% de plata.

El aditivo de oro comestible se designa con el código E175. Gracias a sus propiedades inertes y su suavidad, el oro no desencadena reacciones alérgicas, no altera el sabor ni el aroma de los productos y no causa daño a los órganos digestivos.

Incluso hay opiniones que sugieren beneficios para el cuerpo, como la mejora del funcionamiento del tracto gastrointestinal y otros órganos, así como la limpieza general y el rejuvenecimiento.

No obstante, como con todos los suplementos, es importante no abusar de su consumo.

El oro comestible se emplea para decorar diversos platos, como postres, dulces y bebidas, incluyendo café y cócteles alcohólicos.

Hoja de oro o pan de oro

La lámina es extraordinariamente delgada, alcanzando unos 100 nanómetros, y se logra aplanando piezas particulares de oro mediante el uso de un martillo. Con frecuencia, se emplea con fines decorativos, recubriendo la superficie exterior del artículo.

Por ejemplo, las cúpulas de las iglesias suelen estar recubiertas con pan de oro.

Estas láminas individuales se agrupan en libros y, por lo general, se comercializan de esta manera. No obstante, el pan de oro también se presenta en forma de polvo, escamas o en rollos.

Oro del banco o bancario

El oro bancario se considera una inversión a largo plazo y puede adoptar la forma de lingotes de diversos pesos o monedas elaboradas con metal refinado de la más alta pureza.

La práctica de acumular ahorros a través de metales preciosos se conoce como acaparamiento.

Durante periodos de inestabilidad económica y política, guerras y reformas radicales, la transferencia de capital a reservas de oro se realiza para proteger contra la inflación, la depreciación y la pérdida de valor de la moneda.

Las actitudes hacia la inversión en oro bancario pueden ser ambiguas.

Por un lado, este metal precioso siempre tiene una demanda constante y es considerado valioso. Por otro lado, su crecimiento en valor tiende a ser lento y no está exento de riesgos de caídas abruptas e inesperadas.

Oro coloidal

El oro coloidal se refiere a una suspensión de diminutas partículas de oro, con tamaños que oscilan entre 5 y 50 nanómetros, en agua previamente desmineralizada para eliminar impurezas.

Debido a las propiedades particulares del metal, estas partículas se dispersan de manera uniforme a lo largo de todo el volumen del líquido, evitando su sedimentación en el fondo del recipiente.

Esta sustancia encuentra aplicaciones en tecnología, gastronomía y restauración. No obstante, ha ganado especial prominencia en campos como la cosmetología y la homeopatía.

En estos ámbitos, el oro coloidal se utiliza con frecuencia en productos diseñados para combatir el envejecimiento y trastornos cutáneos, con el objetivo de favorecer la regeneración y autorregulación de la piel.

Además, se sugiere su consumo para abordar problemas como la depresión, la artritis, mejorar el funcionamiento del sistema cardiovascular, así como para aumentar el tono general y fortalecer la inmunidad.

Existe una perspectiva escéptica respecto a los beneficios para el organismo derivados de productos que incorporan oro. Esta visión se fundamenta en la propiedad inerte del metal noble, que, en condiciones normales, limita las reacciones del oro con otras sustancias.

En consecuencia, se argumenta que el oro no puede ejercer influencia en los procesos que tienen lugar en el cuerpo humano.

Oro soplado

Las joyas de gran tamaño, voluminosas pero livianas, se fabrican mediante la técnica de oro soplado. Estos productos se construyen sobre una base de alambre metálico que se recubre con una capa de oro. Posteriormente, se funde, dejando solo la capa de oro y creando así un artículo de oro hueco por dentro.

El oro soplado es ideal para aquellos que aprecian las joyas de gran tamaño. Debido a su peso ligero, resultan cómodos de llevar y tienen un costo más asequible.

Los joyeros a menudo incorporan ideas originales, patrones y tejidos complejos en estos diseños.

Sin embargo, la principal desventaja del oro soplado es su fragilidad. Al usar este tipo de productos, se debe evitar someterlos a cargas pesadas, ya que esto podría causar deformaciones y daños. Por lo tanto, no son la opción más adecuada para un uso constante.

Oro doble baño

La práctica del doble baño de oro se difundió posteriormente a la década de 1860. El avance tecnológico ha posibilitado el inicio de la fabricación de joyería homogénea y asequible.

Este tipo de oro consistía en una lámina plana enrollada, no más gruesa que una hoja de papel. A partir de esta lámina, se recortaban dos secciones decorativas mediante estampado, las cuales posteriormente se soldaban, y el espacio entre ellas se rellenaba con metales no férricos económicos.

En las piezas antiguas de doble baño de oro, se observa una costura de unión entre las dos partes. También se conoce a este tipo de oro como chapado o laminado.


Oro médico

Esta variante presenta una apariencia clásica completamente "dorada". No obstante, en realidad, está compuesta por acero médico (también conocido como aleación quirúrgica), recubierto externamente con una delgada capa de oro.

Este material exhibe una notable durabilidad y propiedades hipoalergénicas. Gracias a estas características, su uso no se limita al ámbito médico, ya que también se utiliza para confeccionar bisutería de alta calidad que resulta indistinguible para un observador no especializado de las joyas preciosas.

Oro galés

Los depósitos de este raro y, por ende, excepcionalmente valioso oro se encuentran en Gales, específicamente en las regiones del norte y del sur. La familia real británica contribuyó significativamente a su renombre y estatus.

El oro galés fue introducido por primera vez en las insignias reales en 1911, utilizadas durante la ceremonia del Príncipe Eduardo. Desde entonces, las alianzas de boda se han confeccionado con este metal precioso.

Así, notables eventos matrimoniales incluyen el matrimonio de la princesa Eugenia y la duquesa de Sussex Meghan en 2018, la duquesa de Cambridge Kate en 2011, la princesa Diana de Gales en 1981, Isabel II en 1947, la futura reina madre Isabel Bowes-Lyon en 1923, entre otros miembros de la familia real.

Los antiguos romanos llevaron a cabo una activa extracción de oro de los depósitos galeses, pero esta actividad declinó con el ocaso de su imperio. Las minas de Gales experimentaron un auge en la extracción de oro en las décadas de 1850, 1900 y 1980.

Desafortunadamente, esto llevó al agotamiento de las minas de oro, y en 1999 se cerró la última, Gwynfynydd.

La escasez de oro galés ha elevado los precios de manera extraordinaria. Sin embargo, para los amantes de artículos exclusivos, esto no representa el mayor inconveniente, ya que prácticamente no se encuentra disponible en el mercado de la joyería.

La última vez que este precioso metal, valorado en 10 lingotes, se ofreció en una subasta fue en 2017, y las reservas restantes están destinadas a condecoraciones de miembros de la familia real.

Oro turco

Aunque se conoce como oro turco, este metal no tiene ninguna conexión real con Turquía.

Turquía no posee depósitos de oro propios; el metal se importa principalmente de Alemania y Estados Unidos. A lo largo del tiempo, los artesanos turcos han ganado renombre por la creación de productos hermosos y joyas intrigantes que atraen a compradores de todo el mundo debido a su asequibilidad.

No obstante, el bajo costo puede atribuirse no solo a la intensa competencia entre joyeros locales, sino también a la posible baja calidad de la aleación de oro utilizada.

Es crucial seleccionar cuidadosamente los productos y no depender demasiado de los vendedores sonrientes, ya que el uso de impurezas económicas como el níquel puede causar reacciones alérgicas severas.

Es importante tener en cuenta que no todas las joyas turcas garantizan una pureza de oro. En la medida de lo posible, es preferible adquirir productos elaborados con metal probado, especialmente si cuentan con un certificado de calidad.

Sin embargo, es importante señalar que los artesanos locales han perfeccionado la práctica de poner marcas, por lo que, ante dudas sobre la autenticidad del oro, es aconsejable buscar en otro lugar.

Las joyas de oro de alta calidad no suelen ser extraordinariamente baratas. Un precio demasiado bajo puede indicar un contenido reducido de oro o incluso una imitación hábil.

La falta de control estatal sobre la calidad de la aleación de oro facilita la presentación de productos como preciosos, a pesar de tener un contenido muy bajo de metal valioso y una gran cantidad de ligaduras.

En ocasiones, es difícil distinguir a simple vista las joyas de oro de una falsificación experta, por lo que es recomendable prestar atención al color del producto, la calidad de la mano de obra, la reacción del vendedor ante solicitudes de documentos, la observación de la muestra y la prueba de rayado con la uña.

Oro de Dubái

El oro de Dubái, en realidad, no es oro en su totalidad, aunque contiene una pequeña proporción de este preciado mineral. Se trata de una aleación de metales básicos que presenta una similitud en color y brillo con el oro 999, el cual es uno de los tipos más puros de oro.

Muchos compradores se sienten atraídos por la apariencia del producto, que además de ser visualmente similar al oro puro, también es duradero. Dado que este tipo de joyería se clasifica como bisutería, su costo suele ser significativamente inferior al del oro auténtico.

Oro gitano

El llamado oro gitano, conocido también como randol o samovar gold, no contiene oro en absoluto. Esta aleación de color amarillo brillante y resplandeciente está compuesta principalmente de latón o cobre y berilio.

Debido a su elevado costo, el berilio a veces se reemplaza con níquel, cromo y acero, y en ocasiones puede contener pequeñas cantidades de oro.

Las joyas de oro gitano son bisutería de bajo costo y, por lo general, no se someten a análisis detallados. Es crucial tener en cuenta este hecho para evitar adquirir un metal falso en lugar de uno precioso. A pesar de esto, estas joyas suelen atraer por su brillo, su aspecto robusto y su pretensión.

Además del precio y la apariencia llamativa, la ventaja de estos productos radica en su durabilidad. El oro gitano también se utiliza para ornamentar artículos de interior y como parte de productos de regalo. Esta aleación también ha encontrado aplicaciones en la industria.

Galvanoplastia de oro

La galvanoplastia de oro es un proceso utilizado para conferir a un producto un aspecto noble "dorado" y mejorar las propiedades de la aleación, como la hipoalergenicidad y la protección contra la corrosión.

Este método implica la deposición de partículas de metales preciosos sobre el producto mediante la aplicación de una corriente eléctrica. La galvanoplastia de oro es ampliamente utilizada en la fabricación de bisutería a partir de aleaciones económicas, y el dorado de plata también es una práctica común.

Este proceso no se limita a joyas, ya que también se emplea en artículos para el hogar, souvenirs, premios y diversas otras mercancías.

La desventaja de las joyas con tal recubrimiento es su fragilidad con el uso constante.

Con el tiempo, la capa de oro se desgasta al entrar en contacto con la piel y será necesario restaurarla para mantener la apariencia atractiva del producto.

Aleación de oro

La aleación natural de oro y plata ha sido conocida desde la antigüedad.

Por ejemplo, en el Antiguo Egipto, se empleó en arquitectura, y en Lidia, un país en Asia Menor, se acuñaron monedas con esta aleación, a la que se le dio el nombre de electrum.

La composición del electrum puede variar ampliamente, comprendiendo desde el 15% hasta el 50% (a veces se considera hasta el 80%) de plata, mientras que el resto consiste en oro, y posiblemente, en pequeñas cantidades, impurezas como hierro, cobre, bismuto y otros metales.

El color de la aleación está directamente relacionado con la proporción de los elementos que la conforman, y puede ir desde un tono amarillo soleado hasta un plateado más frío. Con un contenido intermedio de plata, alrededor del 30%, puede adquirir un tono oliva.

Al mismo tiempo, si se crea artificialmente una aleación con este color, se le denomina oro verde.
Ejemplo de un collar elaborado con oro blanco.

  • Tipos de oro según los quilates

Cualquier persona que haya considerado comprar joyas de oro o invertir en este metal precioso probablemente se haya encontrado con el concepto de "finura" o "quilates de oro".

Es ampliamente conocido que cuanto más alto sea este indicador, más costosas serán las joyas. Sin embargo, pocos comprenden completamente cómo funciona este sistema de medición, aunque en realidad es bastante sencillo.

En la fabricación de joyas, rara vez se utiliza oro en su forma pura, ya que es un metal bastante blando que no puede resistir el pulido.

Para otorgarle la resistencia y dureza necesarias, se agregan aleaciones, que son aditivos de otros metales como plata, cobre, níquel, paladio, platino, entre otros. Los indicadores de muestra o el número de quilates de oro determinan la proporción de oro en la masa de la aleación.

Sistema métrico:

En Europa se utiliza el sistema métrico para calcular la pureza del oro. Por ejemplo, una muestra de 585 significa que un kilogramo de aleación contiene 585 gramos de oro. Este sistema ha estado en funcionamiento en Europa desde hace décadas, y las muestras más comunes son cinco:

  • 375 (baja calidad, oro con adición de plata y cobre).
  • 500 (calidad media, contenido de oro del 50,5%).
  • 585 (alta calidad, contenido de oro puro del 58,5%).
  • 750 (muy alta calidad, oro con adición de plata, platino, paladio).
  • 958 (la aleación contiene hasta un 96,3% de oro puro).

En la industria joyera y entre artesanos, el material de grado 585 se utiliza con mayor frecuencia, caracterizado por su alta resistencia al desgaste, dureza e inmunidad a las sustancias oxidantes del aire. El oro 750 es de una calidad aún mayor, no se desvanece con el tiempo y se utiliza para fabricar las joyas más caras y finas.

Sin embargo, la aleación 958 es demasiado blanda para la joyería, y los productos elaborados con ella son extremadamente raros.

Es crucial mencionar el oro con una pureza de 999: es oro sin impurezas, y se utiliza para fabricar lingotes almacenados en las reservas de oro y divisas de los bancos.

Oro de 24k

El de 24 quilates contiene un 99,9% de oro puro. Pero normalmente no se utiliza para la producción en masa de joyas porque es blando.

Oro de 18k

18 quilates contiene un 75% de metal puro. 18 quilates son 18 partes de oro puro y 6 partes de metales extranjeros. Se necesita una aleación con otro metal para darle un tono diferente a su intenso color amarillo, aumentar su resistencia y abaratarlo.

Oro de 14k

14 quilates significa 14 partes de oro y 10 partes de metal para crear la aleación. El oro de 14 quilates es popular en los anillos de compromiso. Es un metal económico, exquisito y brillante que se usa ampliamente en todo nuestro planeta.

Oro de 12k

12 quilates es una aleación que se compone de un 50% de oro puro y un 50% de impurezas extrañas. No se utiliza mucho en la producción y venta de joyas de oro de alta calidad.

¿Cuál es el contenido mínimo de oro?

10 quilates contienen la menor cantidad de oro. Por cada 10 partes de metal precioso puro, 14 partes de impurezas extrañas forman la aleación. Pero esta aleación todavía se considera oro.

¿Qué metal se añade al oro en joyería?

Se añaden zinc, plata, cobre, cobalto, cadmio y paladio para crear aleaciones, en cuyo caso el oro cambia de color y se convierte en un material bastante accesible para el comprador.

¿Cómo se comparan los sistemas métrico y de quilates?

  • 9 quilates - 375 estándar, cantidad de oro puro 375 g. por 1 kg.
  • 10 quilates es un valor medio entre 375 y 585, contiene 416 gramos de oro puro. por 1 kg.
  • 14 quilates - estándar 585, corresponde a 585 gr. por 1 kg.
  • 18 quilates - estándar 750, contiene 750 gramos de metal precioso puro. por 1 kg.
  • 23 quilates = 958 estándar, contiene 958 gramos de oro puro. por 1 kg.
  • 24 quilates - estándar 999, contiene metal precioso puro 999 g por 1 kg.
TABLA DE PUREZA DEL ORO
Marca
Internacional
Contenido oro
puro en "%"

Marca
Europea
24K
99,99999
22k
91,6916
20k
83,0833
19k
79,2792
18k
75,0750
15k
62,5625
14k
58,3585
12k
50,0500
10k
41,7417
9k
37,5375

Otros artículos de la misma categoría:

Regreso al contenido