TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes
Vaya al Contenido
TODOS LOS ENVÍOS GRATIS
Anillos   |   Pendientes   |   Colgantes

TALLA CABUJÓN

Las piedras preciosas ya tienen hermosos colores y brillo por naturaleza, pero el corte puede realzar el brillo miles de veces.

Entre todas las técnicas conocidas de procesamiento de cristales, hay una que se considera la más antigua y que definitivamente nunca pasará de moda: CABUJÓN.

El corte en cabujón permite que las piedras preciosas muestren su carácter simple y elegante, revelando la verdadera belleza de la piedra en bruto. En este artículo lo veremos un poco más de cerca.
Varias piedras de talla cabujón de la piedra cianita.

  • Qué es la talla cabujón en piedras preciosas

La talla cabujón es un tipo de corte utilizado en las piedras preciosas y semipreciosas. La talla cabujón es una talla de gema clásica y atemporal que presenta una superficie pulida, lisa y redondeada, sin facetas. Suele tener forma de cúpula en la parte superior y ser plana o ligeramente curvada en la inferior.

La talla cabujón se utiliza a menudo para piedras opacas o translúcidas, ya que realza su color y brillo naturales en lugar de centrarse en el brillo, que se destaca en las tallas facetadas.

Esta talla es especialmente adecuada para gemas como ópalos, piedras lunares y zafiros estrella, donde puede acentuar fenómenos como la iridiscencia, la opalescencia o el asterismo.

La talla cabujón tiene un significado histórico, ya que es una de las formas más antiguas de tallar gemas, y sigue siendo popular por su aspecto sencillo pero elegante.

  • Historia en la joyería

El cabujón es una de las técnicas de corte de gemas más famosas. Durante las excavaciones en los territorios del Antiguo Egipto, Roma, India y Grecia, los arqueólogos encontraron joyas con piedras pulidas en forma de cabujones.

Sin embargo, el corte recibió su nombre mucho más tarde, en los siglos XVI y XVII. Los historiadores creen que en esto estuvo involucrado el cardenal francés Giulio Mazarin. Coleccionaba joyas y era conocido como un hombre tacaño porque quería minimizar las pérdidas al procesar gemas.

Giulio ordenó a los joyeros que cambiaran el corte a pulido, dando así a los diamantes una forma redondeada. A la nobleza y a los ricos les gustó tanto el corte de cabujón que comenzaron a comprar joyas solo con tales inserciones.

Giulio Mazarin

Los cabujones disfrutaron de su máxima popularidad en el siglo XIX, cuando era común que funcionarios, nobles y personas de la sociedad de la época lucieran joyas con este estilo de corte.

Sin embargo, para el siglo XX, su popularidad decayó, y casi cayeron en desuso. En esa época, los cortes facetados y las formas angulares se convirtieron en el icono del estilo, dejando a los cabujones como un recuerdo de una era pasada.

El renacimiento de los cabujones llegó con el siglo XXI y el auge del estilo retro. Grandes casas de moda, joyerías y celebridades comenzaron a reintroducir el corte de cabujón en sus diseños.

En las semanas de la moda de alta costura, diseñadores y estilistas de todo el mundo frecuentemente incluyen joyas con cabujones en sus colecciones, y cada temporada, las joyerías lanzan nuevas líneas que destacan esta técnica.

Los cabujones pueden adoptar diversas formas, como redonda, cuadrada, ovalada, entre otras. Este corte se caracteriza por tener una base plana y una superficie convexa en forma de cúpula, sin aristas.

Cabujones de ambar

El término 'cabujón' proviene del francés 'caboche', que significa 'cabeza'. Para lograr este estilo, los artesanos pulen la gema hasta alcanzar una superficie lisa, uniforme y brillante.

Aunque los cabujones no reflejan la luz como los diamantes, capturan y destacan la profundidad y riqueza del color de la piedra, realzando especialmente la belleza de los minerales opacos o translúcidos.

  • Características del corte cabujón en joyería

El corte de cabujón es ideal para una amplia gama de piedras de joyería, y resulta especialmente adecuado para aquellas con efectos ópticos como el asterismo o el 'ojo de gato'.

Se emplea frecuentemente en piedras opacas y de colores intensos, como la turquesa, la piedra lunar, el jaspe, la malaquita, el lapislázuli y el ópalo. Incluso esmeraldas, zafiros y rubíes de menor calidad que presentan opacidad o asterismo también se trabajan con este corte.

Para destacar la transparencia de algunas gemas, a veces se les da una forma cóncava. Existen tanto cabujones convexos como piedras de talla mixta.

La proporción ideal en la altura de un cabujón regular es igual al radio de una piedra redonda y la mitad de su diámetro menor en el caso de los cabujones ovalados. Si la altura es mayor, se considera un cabujón alto; si es menor, se trata de un cabujón plano.

Tipos de cabujón

Los cabujones bien proporcionados son altamente valorados, resaltando especialmente en gemas como el ámbar, ópalos, piedras lunares translúcidas, esmeraldas, rubíes estrella y zafiros.

Son ideales para resaltar la belleza de piedras iridiscentes, transparentes, translúcidas y semi-translúcidas de todos los tamaños.

Se aconseja utilizar cabujones planos solo para piedras completamente opacas y no iridiscentes, como jaspes, rodonitas, malaquitas, lapislázuli, etc. Los cabujones planos, que se asemejan a finas láminas, son los menos expresivos y económicos en términos de materia prima.

Para pequeñas piedras preciosas de colores o cabujones ovalados extremadamente estrechos, se recomienda el uso de cabujones altos. Esto mejora el ajuste de las piedras pequeñas en la joyería y resalta más sus ventajas.

Cabujón con efecto ojo de gato

Las piedras pequeñas, transparentes y translúcidas solo revelarán su belleza y matices de color en un cabujón alto y bien proporcionado. Los cabujones grandes y altos no son prácticos en joyería.

En cuanto a la superficie frontal de las inserciones, no deben presentar astillas, cavidades o grietas que comprometan la integridad de la piedra, ni colores desvanecidos o inexpresivos. La superficie debe tener un pulido espejo, ser uniforme y sin rayones ni marcas visibles a simple vista.

  • ¿Que piedras se tallan con el corte cabujón?

Existen ciertas gemas en la naturaleza que se tallan tradicionalmente en cabujones, especialmente aquellas con efectos ópticos únicos:

  1. Piedra lunar: Este cristal, ya sea translúcido u opaco, posee un delicado brillo interno, creando un efecto similar al del ojo de un gato. Por eso, a veces se le denomina 'ojo de gato'.

  2. Zafiro estrella o rubí: Para resaltar su característico efecto óptico, estas gemas deben contener inclusiones microscópicas de rutilo, alineadas en tres planos en forma de finísimas agujas. Los joyeros localizan el centro donde estas inclusiones se intersectan y lo llevan al pico de la gema. Luego, se talla en cabujón convexo para maximizar la visibilidad de este efecto.

  3. Ópalo: Famoso por su opalescencia, un efecto mágico y misterioso. Los joyeros tallan los ópalos en cabujones para resaltar sus destellos brillantes.

Piedra que se corta de forma habitual con la talla cabujón

La técnica de corte en cabujón no solo realza la belleza natural de las gemas con efectos ópticos, sino que también revela de manera única otras piedras:

  1. Turquesa: Con este corte, adquiere un brillo mate y una luminosidad encantadora.

  2. Amatista: Al ser tallada en cabujón, esta piedra transparente gana en saturación de color y atractivo.

  3. Esmeralda: Dado que es raro encontrar esmeraldas completamente libres de imperfecciones, a menudo contienen numerosas inclusiones y grietas naturales. La esmeralda tallada en cabujón adquiere un color uniforme y un misterioso brillo interno.

El corte cabujón permite revelar los efectos ópticos de las piedras y luce ventajoso en cualquier decoración.

Otras tallas en gemología:

Regreso al contenido