(+34) 644 904 371
WhatsApp Disponible
CompraVenta & Perito Tasador de Relojes
Servicio Recogida
En Toda España
Vaya al Contenido

Tienda de relojes vintage & antigüos

Tienda de relojes vintage y antigüos especializada en los mejores relojes de pulsera para hombre y mujer tanto de remonte manual como automáticos. También podrás encontrar algunos modelos antigüos digitales o de cuarzo. Trabajamos con todas las marcas, no solo con firmas de lujo.

Lee esto antes de comprar uno de nuestros relojes

Todos nuestros relojes pasan un examen técnico de calidad antes de ser puestos a la venta y se realiza un seguimiento para garantizar un correcto funcionamiento así como unos parámetros aceptables de precisión.

Junto a cada reloj, se entrega un certificado de autenticidad elaborado por Perito Tasador de Relojes profesional y miembro de la Asociación Nacional de Tasadores, Peritos y Mediadores (A.N.T.P.M.).

Todos los relojes antigüos y vintage pueden tener arañazos y pequeños golpes o signos de uso. En un reloj mecánico con más de 30 años, no esperes la precisión de un reloj moderno o de cuarzo. No se garantiza la estanqueidad de ninguno de los relojes, un relojero profesional podrá realizar pruebas y darle más información.
Vídeo de los relojes vintage, antigüos y de época de pulsera, piezas de relojería orientadas al coleccionismo.

Qué es un reloj vintage ¿es lo mismo que un reloj retro?

Para que un reloj sea considerado vintage debe reunir varias características, siendo la más importante la que influye a la edad del reloj. Un reloj vintage debe tener más de 30 años, aunque algunos dicen que a partir de 20 años ya se podría poner la etiqueta de vintage. Podríamos decir que cualquier reloj fabricado hasta los años 90, podría ser vintage y coleccionarlo como tal.

No debemos confundir un reloj vintage con uno retro. Los modelos retros son versiones actuales de modelos antigüos. Estos no pueden ser etiquetados como relojes vintage, ya que son relojes con estilo antigüo pero de fabricación reciente. Debes tener esto en cuenta cuando decidas comprar una pieza de horología mecánica en internet. Si compra un reloj digno de ser coleccionado, siempre estaras adquiriendo un artículo con un valor añadido.
El mítico Breitling Navitimer con cálculo en el bisel.
Recuerda que se compran y venden relojes de época en todo el mundo, pudiendo comprar aquí un reloj de época o vender un reloj que ya no quieres o necesitas. Solicita una valoración sin compromiso para que podamos darte un precio a tu reloj, debe haber sido fabricado entre 1930 y 1990 para que lo incluya en el catálogo de esta web.

Si tienes un reloj antigüo de más de 30 o 40 años, no dudes en ponerte en contacto para pedir una valoración aproximada del reloj. Puedes hacerlo por Whatsapp o rellenando el formulario. Y no tienes que preocuparte por tu ubicación, ya que se realizan recogidas en todo el mundo y siempre con un servicio de compra y venta de calidad, siendo rápido y seguro todo el proceso.

Los tipos de relojes de época más habituales son:

  1. Cronógrafos
  2. Relojes de buceo
  3. Relojes de piloto
  4. Relojes militares
  5. Relojes suizos
  6. Relojes de regata
  7. Otros


Como compraventa, compramos:

  1. Automáticos
  2. Mecánico o de cuerda manual
  3. Cuarzo

Y por último, los materiales más habituales en la fabricación están:

  1. Acero
  2. Oro amarillo
  3. Oro blanco
  4. Oro rosa
  5. Plata
  6. Otros


  • 11 características típicas en un reloj antigüo o vintage desde el punto de vista de un compraventa

  1. Suelen tener más de 20 o 30 años, depende del coleccionista a quien le preguntes. Es habitual que se presente el debate entre coleccionistas acerca de los años que debe tener un reloj dentro de una escala temporal para que este sea considerado antigüo, vintage o simplemente viejo.
  2. El cristal de plexiglas, una característica de cierta relevancia. Los fabricantes de relojes empezaron a utilizar el cristal mineral a partir de los años 80. Muchos coleccionistas quieren el cristal original de plexiglás por darle un toque más exclusivo al reloj, ya que mantener un cristal original después de 30 años siendo de plexiglas, es una auténtica proeza, ya que este tipo de plástico se rayaba y deterioraba con mucha facilidad.
  3. Modelos que han dejado de fabricarse. Cuando un reloj es difícil de encontrar o existe una escasez, es ideal para que este obtenga la etiqueta de vintage, siempre que este tenga más de 30 años. Los fabricantes, por normal general, dejan de fabricar fornitura para los modelos que llevan 20 años sin fabricarse.
  4. Pocos conservan su estado original. Esto es muy común entre relojes con más de 30 años. El tiempo hace mella en todo, también en la horología, siendo está la principal razón por la que muchos relojes no conservan sus piezas originales. El paso del tiempo hace que este tipo de piezas sufran averías y daños, teniendo que recurrir al relojero para que le cambie piezas y pequeña fornitura por otra no original. Cuidado con los relojes frankenwatch, puede que acabes pagando más de lo que realmente vale un reloj.
  5. Es difícil encontrar un "full set" que incluya estuche y papeles originales. Es muy raro encontrar una pieza de horología que después de tantos años, el propietario del reloj haya guardado la caja original y la documentación que acompañaba el reloj al comprarlo en la tienda.
  6. Tienen rayas y otros daños superficiales. Cuando compra un reloj vintage no debe olvidar que es probable que haya tenido varios dueños, se haya utilizado a diario y que mantenga las durezas del día a día manifestadas con rayas y otros daños superficiales. No busques un reloj con más de 20 o 30 años y espere que su estado sea el mismo que el primer día.
  7. Es difícil que mantengan la resistencia al agua indicada por el fabricante. Aunque no lo creas, incluso muchos relojes que son diver pero tienen tantos años a sus espaldas, es mejor no mojarlos. Las piezas de horología tan antigüas deben evitar mojarse y si lo quieres hacer, ves a un relojero profesional a que realice una prueba de hermeticidad.
  8. No suelen venderse en establecimientos oficiales de la marca. Las firmas de relojería no ofrecen comprar sus versiones vintage (al menos en el 99% de las veces) en sus tiendas oficiales. Este mercado está orientado a internet en su mayoría, pudiendo comprar este tipo de relojería en establecimientos de compraventa de relojes, foros, marketplaces y similares.
  9. La precisión, en la mayoría de los casos suele ser inferior a la versión moderna de un modelo. No compres un reloj vintage por su precisión. Los calibres de antes no tienen la precisión de los de ahora dentro de gamas de la misma categoría.
  10. En estado N.O.S. existe poca oferta. Un reloj de época en estado de N.O.S. quiere decir que es New Old Stock, traducido al español algo así como un reloj que viene de un viejo stock de almacén. Los relojes N.O.S. suelen venir de relojerías que cerraron, fabricantes que se han ido a la quiebra, colecciones privadas, etc. Deben llevar las etiquetas originales de la tienda, aunque no es preciso que mantengan el estuche y documentos originales, ya que este tipo de reloj en muchas ocasiones estaban de exposición en escaparates, etc.
  11. Los diámetros son más pequeños. La mayoría de relojes vintage suelen tener diámetros más pequeños que los actuales. En muchos modelos nos encontramos con que el tamaño de 36 mm. sin corona es el más grande dentro de un mismo modelo. Esto no quiere decir que no existan por ejemplo relojes diver antigüos con una caja de 40 o 41 mm. de diámetro, pero son una minoria.
Blancpain Fifty Fathoms, el primer reloj de buceo.

6 razones y ventajas para comprar un reloj vintage

Los relojes que llevan más de 30 o 40 años en el mercado se han convertido en una auténtica demanda. He aquí algunas razones por las que merece la pena añadir al menos un reloj de época a su colección de horología mecánica.

Aunque no todo el mundo está dispuesto a comprar un reloj de este tipo, la realidad es que son muchos los amantes de la horología que se pasan al mundo de lo antigüo, sobre todo en marcas con muchas curiosidades que contar. A continuación, se explican las razones por las que puede interesarte comprar un reloj con más de 30 años.

  1. Gran cantidad de modelos antiguos tienen precios más accesibles que sus versiones actuales.
  2. Muchos modelos vintage son inversiones rentables, aunque se debe saber que modelos concretos deben comprarse para poder obtener un beneficio a largo plazo.
  3. Este tipo de relojes siempre nos dan un valor extra, que es la antigüedad y la exclusividad en aquellos modelos que ya no se fabrican en masa.
  4. Son artículos ideales para los más nostálgicos, siendo los relojes vintage una fuente de recuerdos para muchos coleccionistas.
  5. Si le gusta comprar artículos con una historia detrás, este mercado de horología es el suyo.
  6. Serás diferente al resto, algo a tener en cuenta si buscas marcar la diferencia continuamente.

La relojería vintage ofrece varias ventajas que a menudo se pasan por alto. Por ejemplo, no limita la elección de marcas y modelos disponibles en el mercado. Por lo tanto, abre un abanico de opciones en el que, quizás, encuentre una pieza de relojería mucho más interesante que una de edición actual que no tenga la exclusividad de esa pieza antigua.

Los relojes antiguos son auténticos relojes y suelen tener una exclusividad que sólo tienen estas piezas. Con las piezas de horología mecánica vintage, es posible viajar en el tiempo y retroceder unos años hasta los años 60 o 70 y encontrar un modelo con un encanto especial.

La realidad es que esta magia es el factor que marca la diferencia entre los modelos vintage y los retro. Un reloj retro es un modelo actual con un estilo reciente que imita el estilo de una época determinada, normalmente simulando estilos de los años 60 o 70. Pero hay que tener cuidado, porque no se trata de un reloj histórico con una anécdota emocionante que contar, sino de una pieza con carácter historicista, que no es lo mismo.

El encanto que marca la diferencia en las piezas de época

Los relojes vintage ofrecen diversas ventajas frente al resto de piezas de horología, como por ejemplo la cantidad de modelos a eligir en el mercado de segunda mano. Esto quiere decir que es muy probable que tu encuentres una pieza de relojería mucho más interesante que una versión actual de ese mismo modelo.

Con este tipo de relojes de época puedes viajar en el tiempo con la emoción y la nostalgia para remontarte a los años 60 o 70 y disfrutar de auténticas piezas de relojería interesantes y exclusivas. Saber que estás frente a un reloj vintage auténtico es lo que marca la diferencia frente a los retro además de gozar de ese valor extra que le da la antigüedad, sobre todo cara a coleccionistas.

Comprar un reloj antigüo es la mejor manera de gozar de exclusividad frente a otros amantes de la horología. Los relojes modernos son los más habituales de ver, con grandes diámetros pero poca esencia. En los relojes con historia, nos encontramos con ese toque especial que tienen los calibres antigüos.

Saber disfrutar de un buen cronógrafo vintage o de un reloj diver de la época, hace al coleccionista diferencia. Puede encontrar auténticas joyas de la horología conociendo un poco la historia de la ciencia encargada de medir el tiempo. En esta tienda de relojería vintage podrá encontrar diferentes modelos exclusivos, únicos y con una historia interesante que contar.
Uno de los relojes de época más emblemáticos, el Universal Genève Polerouter.

El precio, una de las ventajas que debe tener en cuenta en piezas de época

Existen muchos relojes con la etiqueta época colgada que gozan de precios más bajos que su versión actual. Aunque es una realidad que esta característica es cada vez más difícil de encontrar, muchos modelos, sobre todo de marcas fuera de las más conocidas (Rolex, Omega, Breitling, Cartier, etc), están ofreciendo sus modelos más antigüos o de época a precios super interesantes.

Pero cuidado, cuando va a comprar horología antigüa no debe realizar comparaciones desacertadas. En muchos modelos, no es comparable la versión de época con su versión actual. Esto ocurre sobre todo con relojes que marcaron un antes y un después, como poor ejemplo el Blancpain Fifty Fathoms, el primer diver de la historia.

Consejos de un compraventa y tasador certificado para invertir en relojes antigüos o vintage

Para invertir en relojes se debe tener amplios conocimientos de horología mecánica. Un reloj vintage puede ser una excelente inversión si sabe que modelos tienen potencial de revalorización. Para que una pieza de relojería tenga este potencial, debe reunir ciertos requisitos.

4 características habituales en los relojes que se revalorizan

  1. Perteneció a una persona relevante. El ejemplo más directo es el Rolex de Pawl Newman, modelo Daytona de la marca suiza, un reloj con la función de cronógrafo que alcanzó el increible precio de 15,3 millones de euros en una subasta, pasando este a ser el reloj antigüo de pulsera más caro de la historia. Se fabricaron muy pocas unidades de este Rolex Daytona por la escasa demanda que tuvo en su día. Esto ha hecho que actualmente un Daytona (que no perteneció a Pawl Newman) tenga un precio superior a los 200.000 euros.
  2. Fue el pionero en una hazaña y deja huella en la historia. Una vez más, que mejor forma de entender este punto que poner un ejemplo: Omega Speedmaster Professional o lo que es lo mismo, el primer reloj en llegar a la Luna. Este reloj formaba parte del equipo de cada astronauta y sin duda ha pasado a la historia por su hazaña con la NASA.
  3. Pocas unidades y ediciones limitadas. Ocurre habitualmente que relojes fabricados con ediciones limitadas son una inversión rentable a media o largo plazo, pero cuidado, esto ocurre solo con marcas reconocidas en el mundo de la horología mecánica, como Rolex u Omega entre otras. Vemos la misma situación cuando un fabricante produce pocas unidades debido a la baja demanda, teniendo este tipo de piezas de relojería potencial de revaloración si un día se ponen de moda entre coleccionistas (véase el caso del Rolex Daytona).
  4. Ofrecer una funcionalidad innovadora. Todos aquellos relojes que han sido los primeros en desarrollar alguna función / complicación nueva, tienen el potencial de aumentar de valor con el paso de los años.

Si analizamos el mercado de la relojería antigüa o de época más reciente, vemos como la marca más rentable para invertir son los relojes Rolex. Por ejemplo, su modelo Submariner de los años 50 (los primeros modelos que salieron), han alcanzado cifras de vértigo en subastas, concretamente la referencia 6204, disponible a la venta a partir de 40.000 euros.

Por otro lado, la marca suiza, tiene otra joya entre los coleccionistas, el modelo "Sub Red", con menos años, pero igualmente muy rentable como inversión si miramos las estadísticas de los últimos años. El Submariner Red tiene un precio que ronda los 30.000 euros, una pieza de relojería mecánica solo disponible para unos pocos afortunados.
El reloj de pulsera más caro del mundo (USD 17,8 millones), el Rolex Daytona de Pawl Newman.

Guía para comprar un reloj vintage: 6 pasos a tener en cuenta

A continuación una guía para comprar relojes vintage y/o antigüos y disfrutar del proceso de compra. Es importante tener diversos factores en cuenta y debe ser paciente para comprar la pieza de relojería con historia correcta. Ten en cuenta los siguientes puntos antes de invertir dinero en una pieza de horología y ante un problema en una transacción, puedes contactar con un compraventa de relojes antigüos.

  1. Estudia los precios. Los relojes vintage no son una excepción cuando nos vamos de compras. Se debe mirar precios y ver cual de todos los modelos en venta por el cual sentimos interés ofrece mejores ventajas. No debes comprar el más barato, mantente alerta ante relojes muy baratos, en el siguiente punto se explica el motivo.
  2. Cuidado a las falsificaciones. Como se mencionaba en el punto anterior, un precio demasiado bajo es señal de alarma, especialmente si son vendedores particulares sin reputación. Compara fotografías de relojes de sitios oficiales o de confianza con las que te ofrece el vendedor. Ten cuidado y ante la duda, consulta a un profesional.
  3. Recopila información. Cada vez es más común escuchar que la información es poder y es cierto, un comprador con información tiene ventaja en el mercado de relojes de segunda mano vintage. Estudiar precios, estadísticas, oferta, demanda, referencias exclusivas, etc. Si cuentas con información de diversos medios como revistas de horología, foros y otras fuentes de información, seguro que realizará una buena transacción.
  4. Full Set. Ten en cuenta que un reloj de época que venga con su caja y documentos originales siempre será más valioso que otro que no lo trae. Dándonos un paseo por internet, podemos encontrarnos con relojes que valen el doble que otro del mismo modelo simplemente por ser un Full Set o contar con el estuche y papeles originales oficiales de la marca, normalmente entregados al comprar el reloj por primera vez en la tienda oficial.
  5. Vendedores profesionales. Un vendedor profesional siempre venderá más caro, pero de forma justificada. Un vendedor de relojes usados antigüos te dará 12 meses de garantía, te garantizará que el reloj es original y que ante un problema responderá. Por otro lado, un vendedor particular puede desaparecer después de la venta y esto es un grave problema si estamos hablando de transacciones (por ejemplo) superiores a los 500 euros. Ya no hablemos de transacciones de 3.000 euros o más, donde el riesgo de estafa se eleva si no compramos a vendedores cualificados.
  6. Sentido común. Cuando vas a comprar un reloj antigüo, debes aplicar el sentido común y mantenerse alerta ante anuncios llamativos o que le hacen sospechar de estar ante un posible estafador. Siempre puedes recurrir a un profesional (te invito a que contactes ahora) para que te asesore en la compra de su reloj con más de 30 años.
Omega Speedmaster Professional, el primer reloj en llegar a la Luna.

Detalles que hacen que aumente de valor (o no lo pierda) una pieza de horología antigüa

Si queremos saber si nuestro reloj de época tiene potencial para aumentar su valor o al menos de no perderlo, debemos tener en cuenta diversos parámetros que haran que tu reloj se revalorice de forma exponencial. No tiene por que cumplir con estos 12 puntos, es probable que reuniendo un par de ellos tu pieza de horología mecánica aumente el valor.

Estos puntos son un comienzo para saber si el aumento del valor es viable a corto y largo plazo.

  1. El reloj debe funcionar correctamente y siempre se debe realizar un correcto mantenimiento.
  2. Las piezas que lucen las etiquetas de la relojería o lo que es lo mismo, están en estado N.O.S. o New Old Stock, siempre tienden a aumentar el valor de forma más fácil.
  3. Si tiene una pieza de relojería que ya no se fabrica, está cumpliendo con uno de los requisitos más importantes para la revaloración de un reloj.
  4. Mantiene el brazalete original de época. Muchos coleccionistas son fieles seguidores de aquellos relojes que mantienen su correa original.
  5. El tipo de cristal es importante y por increible que parezca, muchos coleccionistas prefieren el plexiglas por ser más "auténtico" frente a el cristal mineral o de zafiro.
  6. Guarda el estuche y documentación original, como ya se ha mencionado más arriba, mantener la caja original y los documentos, es un clara ventaja frente a otros vendedores con el mismo modelo.
  7. Piezas reemplazadas no originales en las reparaciones, un error habitual. Intenta que tu relojero mantenga las piezas originales o utilice fornitura de la marca.
  8. Si eres una persona relevante para la sociedad, nunca viene de más sacarse algunas fotografías para que en un futuro puedas demostrar que el reloj realmente era tuyo. Existen muchos engaños respecto a este tema y es importante ir siempre un paso por delante.
  9. ¿Es antigüo (más de 100 años) o vintage (más de 30 años)? Los precios fluctúan de forma diferente en relojes antigüos o de época o que cargan más de 100 años en sus manecillas a las piezas de horología mecánica que tienen más de 30 años o son consideradas vintage. Estudia el mercado para obtener información relevante.
  10. El material de fabricación es importante (oro, acero, plata, latón, etc) ya que materiales como el oro o la plata, tienden a revalorizarse con el paso del tiempo. Esto quiere decir que si invertimos en un reloj de oro, tenemos potencial de revalorización gracias al metal precioso con el que se ha fabricado. Esto sería un valor añadido respecto a la revalorización natural de la pieza por el paso de los años.
  11. Una historia que contar. Si con ese reloj se han vivido situaciones poco habituales (por ejemplo el Seiko Speedtimer o Seiko Pogue con su viaje al espacio), mejor sacar pruebas para en un futuro poder venderlo a un precio acorde con su exclusividad, siempre pudiendo demostrar los acontecimientos que se hayan vivido junto a esa pieza de horología.
  12. Los diseños exóticos gustan a mucha gente, sobre todo a coleccionistas amantes de la horología con historia. En el mercado de segunda mano vemos auténticas piezas con diseños únicos que hacen que su revalorización con el paso del tiempo se justifique.
Seiko Speedtimer o "Pogue", otro clásico como reloj que viajó al espacio.

Los relojes militares antigüos de la segunda guerra mundial

Dentro de la categoría de relojes militares de la SGM podemos encontrar auténticas piezas de horología mecánica duraderas y exclusivas, con un elevado precio entre muchos coleccionistas que anhelan con esperanza conseguir algo único que haya sido llevado por un oficial de uno de los bandos militares de aquella batalla que marcó un antes y un después en la historia de la humanidad.

¿Y qué modelos se utilizaron en la batalla? Los siguientes.

  • El A-11 o "el reloj que ganó la guerra" fabricado por Elgin, Waltham y Bulova

Con una caja decididamente pequeña (para los estándares actuales) de 30-32 mm, el A-11 fue diseñado por los famosos relojeros estadounidenses Elgin, Waltham y Bulova según los estándares del ejército estadounidense.

Fabricado principalmente con esferas negras, números arábigos blancos y agujas y graduaciones de 60 minutos, el A-11 se produjo en cantidades tan grandes que a veces se le llama "el reloj que ganó aquella guerra". A veces se encuentran versiones más extrañas con esferas blancas, así como ejemplos fabricados para las fuerzas de la Commonwealth con la designación "6B".

  • El Weems, producido por Longines

Aunque en realidad fue desarrollado en la década de 1930 por el capitán de corbeta Philip Van Horn Weems de la Marina estadounidense y producido por la firma relojera Longines, el estilo "Weems" de reloj de navegante fue posteriormente licenciado a la conocida marca de relojes Omega, que produjo aproximadamente 2.000 piezas para los militares de la RAF. Curiosamente, Jaeger LeCoultre también produjo su propia versión.

Estos relojes, muy especiales y exclusivos, aunque de diámetro bastante pequeño (aproximadamente 33,5 mm), presentaban un nuevo y revolucionario bisel atornillado que se fabricaba principalmente para sincronizar el reloj con una señal de radio para obtener una precisión de navegación exacta. Confusamente, se les dio el nombre de 6B/159.

  • La Dirty Dozen del Ejército Británico

La historia de la conocida Dirty Dozen comienza en 1939, justo al inicio de la Segunda Guerra Mundial. Los esfuerzos industriales en Gran Bretaña se centraban en la producción de componentes y maquinaria para el ejército del país, y sin un gran stock de piezas relojeras mecánicas, el Ministerio de Defensa se vio obligado a conseguir modelos adecuados para equipar a sus militares.

La respuesta a este problema llegaría en 1945 gracias a 12 relojeros suizos diferentes, cada uno de los cuales produjo un reloj de estilo similar: modelos de cuerda manual y a la altura de las rigurosas tareas diarias de los militares.

Las doce marcas que forman parte de esta Dirty Dozen son Omega, Jaeger-LeCoultre, IWC Schaffhausen, Lemania, Cyma, Buren, Longines, Eterna, Vertex, Record, Timor y Grana. Como curiosidad, originalmente eran 13 las marcas que componían este grupo de proveedores de relojes para la Segunda Guerra Mundial, la que faltaba era Enicar, pero por razones inciertas este fabricante abandonó el grupo.

Mientras que los modelos Omega son relativamente fáciles de encontrar, hay otros "unicornios" como el Grana o el Vertex que requieren meses o años de búsqueda para encontrar una buena oferta.

¿Cómo identificar un reloj Dirty Dozen original? Afortunadamente son muy fáciles de reconocer. Estos relojes eran mecánicos con cuerda manual. Los modelos de acero tenían esferas negras, números arábigos y agujas y marcadores luminosos.

Además, los relojes que forman parte de la Dirty Dozen, tienen un grabado en la parte trasera o reverso con las letras "W. W. W." seguidas de un número de emisión y el número de serie civil designado por el fabricante. Estas tres "W" significan "watch" (reloj), "wrist" (muñeca) y "waterproof" (resistente al agua), y fueron utilizadas por el Ministerio de Defensa para indicar la propiedad gubernamental.

  • El "Canteen Watch" fabricado por Hamilton y Elgin

El "Canteen Watch" fue fabricado por Hamilton y Elgin para la Oficina Naval de EE.UU. y entregado a los militares que formaban parte de los Equipos de Demolición Submarina, cuyo trabajo consistía en limpiar los puertos de obstáculos y municiones y recoger datos antes de los desembarcos en las playas, momentos arriesgados durante la guerra.

Utilizaban movimientos de cuerda manual con segundero central y presentaban un giro único: una exclusiva tapa de corona atornillada unida a la caja del reloj por una pequeña cadena. Junto con un cristal que se soldaba a la caja del reloj, se fabricaba para evitar la entrada de agua y el consiguiente daño al mecanismo. Este reloj fue uno de los primeros intentos estadounidenses de crear un reloj de buceo o militar.

  • El 6B/159 fabricado por Omega, Longines y Jaeger-LeCoultre

Fabricados por Omega, Longines y Jaeger-LeCoultre para los pilotos de la RAF y los navegantes militares, estos relojes tienen esferas blancas o negras, números árabes, segundero central, agujas de acero azul no luminosas y cajas de "Duraluminium", una aleación de aluminio, cobre, magnesio y manganeso, con fondo de acero.

Es interesante señalar que, a mediados de la década de 1950, el Ministerio de Defensa reprodujo algunos de los antiguos mecanismos del conocido calibre Omega 30 T2 SC en nuevas cajas de acero inoxidable y los dotó de nuevas esferas, algo que llamó la atención de muchos.

  • A. T. P. o Army Trade Pattern como los verdaderos caballos de guerra.

Aunque a menudo se pasan por alto, los relojes A.T.P. ("Army Trade Pattern"), junto con el 6B/159 y algunas otras piezas de relojería militar, fueron los verdaderos caballos de combate de las fuerzas británicas durante la Segunda Guerra Mundial, y no la más famosa "Dirty Dozen".

Estos relojes mecánicos fueron fabricados por una veintena de firmas suizas y compartían un conjunto de características bastante similares: cajas de cromo o acero de 29-33 mm, 15 joyas, calibres de cuerda manual, esferas blancas o plateadas con marcadores luminosos en forma de tubo o bastón y agujas centrales o subsidiarias y segundero.

Debido a que se fabricaron muchas unidades, hoy en día es bastante fácil encontrar un reloj A.T.P. en el mercado de segunda mano y de coleccionistas.

  • B-Uhren fabricados por IWC, A. Lange & Söhne, Wempe, Lacher & Company/Durowe (Laco) y Walter Storz (Stowa)

Estos relojes militares alemanes siguen siendo producidos hoy en día por innumerables empresas inspiradas en este estilo militar. El Beobachtungsuhr ("reloj de observación") fue diseñado bajo estrictas especificaciones y parámetros de calidad establecidos por el Luftfahrtministerium (Ministerio del Aire alemán) y producido por cinco firmas relojeras de renombre internacional: IWC, A. Lange & Söhne, Wempe, Lacher & Company/Durowe (Laco) y Walter Storz (Stowa).

Se produjeron dos tipos de esferas y apenas había diferencias entre ellas, la A y la B, y todas estaban montadas en grandes cajas de 55 mm (muy por encima de la media actual en cuanto a diámetro) y accionadas por mecanismos de cuerda manual con un alto grado de precisión en cada uno de sus calibres. El diseño lineal pero elegante, las coronas de cebolla y el aspecto utilitario de estos relojes militares los convirtieron en una leyenda en su categoría (coleccionistas de militaria).

  • Seikosha Tensoku del grupo Seiko, el reloj militar japonés

Seikosha, que forma parte del grupo Seiko, fabricó varios relojes en los años 30 y 40 para los militares japoneses. El Tensoku (abreviatura de tentai kansoku, que significa "observación astronómica") se fabricó para los pilotos aéreos del Mitsubishi A6M Zero, el avión que se hizo famoso por uno de los peores momentos de la guerra, el ataque a Pearl Harbor.

Análogos a los Beobachtungs-uhren del ejército alemán, tenían cajas de gran diámetro de 48,5 mm, calibres de cuerda manual, grandes coronas en forma de cebolla, índices numéricos arábigos y biseles con borde de moneda, lo que los convertía en elementos totalmente llamativos para este reloj militar de Japón que participó en la Segunda Guerra Mundial.

  • El Panerai Radiomir del Ejército Naval Italiano

Los primeros relojes Radiomir de Panerai se diseñaron y fabricaron en 1936, se produjeron en una serie de diez relojes en 1938 y se mejoraron en 1940 con asas reforzadas para evitar que se rompieran fácilmente. Con cajas de gran diámetro y esferas luminosas en sándwich iluminadas por un compuesto de radio, utilizaban inicialmente el calibre Rolex 816 (un movimiento Cortebert decorado), y más tarde por el Angelus cal. 240, un mecanismo con una reserva de hasta ocho días.

Estos primeros modelos de Radiomir fueron utilizados por la Marina Militaire italiana, o el ejército naval italiano, y concretamente por la sección Decima Flottiglia MAS, un grupo de élite de soldados de operaciones especiales náuticas que utilizaban torpedos guiados para dañar el transporte naval aliado y las fuerzas militares rivales durante la Segunda Guerra Mundial.

  • El cronógrafo Flieger fabricado por Hanhart y Tutima

Fabricados por las firmas relojeras Hanhart y Tutima en versiones de simple y doble pulsador en 1939 y 1941, respectivamente, estos cronógrafos aéreos (de aviación) fueron utilizados por el personal de la Luftwaffe.

Utilizaban el calibre mecánico de horología 41 de Hanhart y el calibre 59 de Tutima (ambos diseños de doble pulsador) o el calibre 40 de Hanhart (diseño de un solo pulsador), y utilizaban cajas de latón niquelado, esferas negras con índices con números arábigos blancos, agujas de segundos centrales flyback, contadores de 30 min. y de segundos corridos, y biseles fijos giratorios o lisos. Uno de estos modelos tenía una variante con un pulsador de cronógrafo revestido de rojo, un estilo que todavía puede verse en los relojes Hanhart.
Reloj marca Record perteneciente a la Dirty Dozen.

OPINIONES DE MIS CLIENTES




Buen trato y buena valoración de un reloj Cartier antiguo que vendí. La profesionalidad en todo el proceso es notable, recomendaría vender cualquier reloj a este comprador/vendedor con amplia experiencia en marcas antiguas.


Carles Salcedo Del Valle
Sevilla (Andalucia)


Aunque toda la transacción fue bien y todo se desarrolló sin problemas, necesitaba el dinero con urgencia y la transacción tardó hasta 48 horas, cuando yo pensaba que estaría lista en 24 horas. Por lo demás, todo fue muy bien, con facilidad, comodidad y cercanía en todo momento.


José Francisco Gómez
Palma de Mallorca (Islas Baleares)


Si quiere vender su reloj antiguo este es el mejor lugar con el que he contactado. Cuando tratas con Patrick sientes que hablas con un experto en relojes y no con una empresa llena de trabajadores sin experiencia en relojería. Pronto venderé mi cuarto reloj y tengo claro a quién acudiré.


Jonathan Ferreira Vega
Valencia (Comunidad Valenciana)


Dirijo una casa de subastas en Madrid. Todas las tasaciones certificadas de relojes de pulsera las realiza Patrick Ahuir. Lo recomiendo como experto en tasaciones de relojes antiguos, precios competitivos y entrega en pocos días.


Ana Maria Menendez Moral
Madrid (Comunidad de Madrid)


En total le he comprado cinco relojes, todos en perfecto estado, excepto un TAG Heuer que estaba demasiado pulido. Los envíos son rápidos y asegurados, el trato amable y con una experiencia que se agradece. Patrick está en mi TOP 3 de vendedores de relojes vintage en internet.


Jordi Valle Santos
Alicante (Comunidad Valenciana)


De vez en cuando me pongo en contacto con él para que me aconseje sobre un reloj automático que tengo o quiero comprar. Siempre recibo un trato amable por su parte, compartimos la pasión por la horología mecánica y se nota. ¡Gracias por su paciencia y su tiempo!


Juan Ramon Flores Marin
Burgos (Castilla y León)


El informe pericial que hizo sobre un reloj que estaba en herencia, ayudó mucho a saber cómo teníamos que hacer el reparto de bienes en la familia. Creo que invertir en un experto y recibir asesoramiento es esencial para evitar futuros malentendidos en este tipo de situaciones delicadas.


Carles Ortega Zapata
Marbella (Andalucia)


Después de pedir una tasación en varios sitios, me decidí a vender mi reloj de época a Patrick. Es el único con el que tuve buen rollo y eso me hizo decidirme por él. Por otra parte, el trato fue perfecto y ambos salimos ganando, yo con dinero rápido y una venta fácil y cómoda, mientras que él se queda con un buen reloj con un margen de beneficio para la reventa.


Jose Andres Escribano Guillen
Zaragoza (Aragón)


El único contacto que he tenido con este vendedor fue para comprar un reloj Omega antiguo como regalo para un familiar. Como no entiendo de relojes, le pedí que me ayudara y lo hizo de forma muy amable. Acabé comprando uno de sus relojes Omega en venta y todo fue perfecto. Lo recomiendo al 100% para las personas que quieran comprar un reloj de época o de coleccionista.


Ana Maria Roman
Pamplona (Navarra)


Mi trabajo en una casa de empeños de Barcelona hace que requiera constantemente sus servicios en el campo de las tasaciones y peritajes. Cada mes, al menos 3 veces, contrato sus servicios como perito relojero para que me oriente y sepa cuánto debo pagar por los relojes que entran en el negocio.


Alvaro Chaves Dorado
Barcelona (Cataluña)


He comprado un reloj Breitling de época en un estado espectacular, he quedado satisfecho con el artículo que he recibido. Me gustaría destacar el envío asegurado y rápido por empresa de mensajería privada, el paquete llegó en 24 horas y no tuve que esperar una semana como me ha ocurrido con otros vendedores.


Juan Vicente Cantero
Las Palmas (Islas Canarias)


Vendí mi reloj Rolex antiguo. Quedé súper encantada, sobre todo con la rapidez del pago y la enorme dedicación que Patrick dedicó a la transacción, haciéndola agradable, rápida y fácil, pero sobre todo segura, muy importante a tener en cuenta en estos tiempos, donde vender en línea puede ser peligroso si se utilizan plataformas de anuncios clasificados para vender objetos de colección.


Ana Portillo Castaño
A Coruña (Galicia)
Regreso al contenido